¿Por qué inflama los pulmones el Covid-19?

viernes, 1 de mayo de 2020 · 22:04

El efecto más fulminante y letal del coronavirus se debe a una invasión de citoquinas. Una reacción descontrolada del sistema inmune provoca un rápido empeoramiento de los pacientes de COVID-19 inflamando los pulmones.

El estudio de casos de COVID-19 registrados en China ha revelado que los pacientes más graves mostraban una concentración significativamente baja de linfocitos-T en su sangre, un tipo de glóbulos blancos que juega un papel fundamental en la respuesta del sistema inmune a la infección. Este fenómeno puede estar relacionado con la temida tormenta de citoquinas, una reacción inmunológica desmesurada que agrava de forma fulminante la enfermedad.

Las citoquinas son proteínas liberadas por las células del sistema inmune, como los macrófagos, para reforzar la lucha contra la infección vírica. Si todo va bien, permiten la coordinación de los actores inmunitarios para una correcta respuesta contra el virus. Pero en enfermos de COVID-19, este mecanismo llega a descontrolarse, con una producción excesiva que recibe el nombre de  'tormenta de citoquinas' y produce la inflamación del tejido pulmonar que precisamente debía proteger.

En la actualidad se están ensayando varios tratamientos para evitar llegar a esta situación de, literalmente, vido o muerte. Uno de los más curiosos propone usar parches de nicotina, ya que la estimulación de los canales nicotínicos tiene la capacidad de 'apagar' la producción de citoquinas. La novedad que aporta este nuevo estudio, recogido en la revista Frontiers in Immunology, consiste en revelar que los pacientes chinos que sufrieron este rápido y grave empeoramiento también padecían drásticas carencias de linfocitos-T.

La cantidad de estas células inmunes en el organismo, de hecho, iba en inversa proporción a la gravedad del caso. El coronavirus SARS-CoV-2, escriben los investigadores, no es directamente responsable de destruir a los linfocitos, sino que seria el factor desencadenante de la tormenta de citoquinas, lo que a su vez desgasta y extingue a los glóbulos blancos en lugar de prestarles ayuda. 

 

Comentarios