Cómo se sabe si un huevo está podrido sin romperlo

jueves, 6 de agosto de 2020 · 21:38

Cuántas veces uno llega a la cocina, ve huevos en la heladera, y se pregunta, cómo estarán, mientras no recuerda cuando los compró. 

En ese momento le gustaría saber si no están podridos sin romperlos o perder tiempo. 

También hay muchas personas que no saben si los huevos tienen vencimientos.

Es necesario saber si un huevo está bueno o malo antes de consumirlo. Si un huevo está malo y lo consumimos, podemos llegar a intoxicarnos por salmonella con mucha probabilidad.

A raíz de ello, podremos sufrir muchas molestias como vómitos, náuseas, diarrea e incluso podemos llegar a tener fiebre. Ante esta situación lo más recomendable es hacer una visita a nuestro médico de cabecera.

No obstante, para prevenir que esto pueda ocurrir, vamos a darte algunos consejos sencillos para saber si un huevo está en buenas condiciones como para ser consumido o si por el contrario está malo y no es apto para comer. Es recomendable aplicar alguno de estos métodos que vamos a enseñarte aunque hayamos comprado los huevos recientemente, ya que este hecho no los exime de estar en malas condiciones.

¿Cuánto tiempo tarda en vencerse un huevo?

La fecha de caducidad de un huevo se cumple aproximadamente unos 28 días después de su puesta.

El método más evidente para saber si un huevo está bueno o malo es mirar la fecha de caducidad en el cartón o en cada uno de los huevos que contiene el cartón. No obstante, este método, a veces no es suficiente, ya que las fechas impresas en los propios huevos pueden verse mal o borrarse y, por otro lado, el cartón de los huevos suele irse a la basura en cuento guardamos los huevos en la nevera.

¿Cómo saber si un huevo está malo?

El método del agua es probablemente el método más empleado y famoso debido a que tan sólo requiere un vaso de agua para llevarse a cabo y es muy rápido de llevar a cabo para determinar si un huevo está fresco. Los pasos a seguir son los siguientes:

Llena un vaso o un recipiente con agua suficiente para que un huevo pueda cubrirse por completo.

Introduce el huevo que quieres evaluar en el agua.

Analiza lo que ocurre, se pueden dar tres opciones:

Si Se hunde rápidamente hasta el fondo el huevo está en perfectas condiciones. No hay ningún problema para consumirlo.

Si se hunde lentamente el huevo aún está bien, pero debes consumirlo pronto.

Si flota o no se hunde hasta el fondo el huevo está malo. Tíralo, no es apto para el consumo.

Método de cocer el huevo

Si queremos hacer huevo cocido, este método es muy apropiado, ya que tan sólo tenemos que observar el huevo una vez cocido. Pasos a seguir:

Pon a cocer el huevo durante 8 o 10 minutos.

Enfría el huevo con agua fría y retira la cáscara.

Corta el huevo por la mitad, longitudinalmente.

 Observa: si la yema está centrada, y no parece estar muy pegada a la clara, el huevo está bueno, si no es así, el huevo está malo.

Otros métodos

 Agita el huevo ligeramente, cerca de tu oído, si escuchas ruido como chof, chof de la yema chocando contra la cáscara, el huevo no está en buen estado.

Rompe el huevo y obsérvalo:

Si desprende mal olor está en mal estado.

Si la yema no está centrada y tiene un color apagado, está en mal estado. 

Observa la clara, si el huevo está bien, será gelatinosa y no verás en ella manchas.

Si la yema se rompe fácilmente, no está consistente, el huevo no es fresco.

Comentarios