Once señales que debemos atender para evitar un suicidio

martes, 15 de septiembre de 2020 · 18:42

Desde el Programa Provincial de Prevención del Suicidio explican que quitarse la vida es un comportamiento que las personas llevan a cabo en situaciones de crisis que, generalmente, se originan en problemas transitorios.

Alejandra Rossi, referente del Programa, detalló: “Es importante subrayar el aspecto transitorio de las complicaciones que pueden llevar a las personas a realizar un acto que no tiene retorno, ya que hay posibilidad de cambiar las circunstancias que originan este hecho tan doloroso y trágico”.

La especialista enfatizó en que un eje central en la prevención del suicidio es frenar ciertos mitos transmitidos como verdades entre personas y generaciones, porque pueden impedir visualizar señales importantes sobre situaciones de riesgo.

Entre estos mitos, se encuentra aquel que refiere «quien lo dice no lo hace», mientras que la estadística demuestra que de cada 10 personas que acabaron con su vida, 8 manifestaron sus intenciones previamente.

Otra falsedad es que “quien se quiere suicidar no cambia de opinión» ya que la mayoría de las personas son ambivalentes y su intención suele ser terminar con la crisis y no con la vida.

Es importante conocer las señales

El equipo de especialistas destaca que en la prevención del suicidio toda la comunidad puede colaborar y alertar ante distintas actitudes en las personas de su entorno. En este sentido, los y las referentes en el tema sostienen que hay gestos, comportamientos y expresiones que constituyen señales que habría que atender.

Señales, todas de igual importancia:

  • Aislamiento de las amistades, familiares y actividades regulares.
  • Descuido inusual de la apariencia personal.
  • Cambio notorio en la personalidad.
  • Pérdida de interés en las actividades que hasta ese momento eran consideras placenteras.
  • Decir que «uno» es un problema para los demás.
  • Arreglar asuntos pendientes y regalar pertenencias.
  • Alucinaciones o pensamientos extravagantes.
  • Despedirse de personas queridas.
  • Dificultad para comunicarse.
  • Cambios en los hábitos alimenticios y de sueño.
  • Percepción de una baja capacidad para resolver los problemas

Recomendaciones

Entre los principales consejos, Alejandra Rossi destaca que es muy importante hablar del problema. Al respecto, especificó: “Conversar sobre el tema, no significa generar la idea de suicidio en una persona, además, en caso de habérselo planteado, quizá esta resulte su única oportunidad para pedir ayuda”.

Las principales recomendaciones son animarse a preguntar; buscar referentes de confianza; no juzgar ni retar; mantener una actitud empática y colaborativa; no subestimar la crisis por la que está atravesando la persona; acompañarla y persuadirla de buscar ayuda.

Las instituciones o grupos pueden solicitar ayuda al Programa, enviando un mensaje por correo electrónico a prevenciondelsuicidio89@gmail.com, a partir del cual se realiza el correspondiente acompañamiento y orientación, lo que incluye actividades como reuniones o capacitaciones.

En este sentido, Rossi expresó: “El objetivo principal del Programa es generar una red intersectorial, interdisciplinar y comunitaria en cada institución o grupo con el que se establece un contacto”.

Comentarios