mascotas

¿Por qué mi gato me sigue a todas partes?

miércoles, 13 de octubre de 2021 · 09:32

Si eres un orgulloso dueño de un felino, seguro que alguna vez te has preguntado por qué tu gato te sigue a todas partes. Es habitual que quienes tienen un buen vínculo con su gato empiecen a observar a su mejor amigo detrás de la casa, sin importar si van a su habitación, a la cocina ¡e incluso los gatos te siguen al baño!

En principio este comportamiento parece extraño, debido a la creencia generalizada de que los gatos son seres más independientes que no disfrutan estar con los humanos, pero en este artículo descubrirás que esto es completamente falso. ¡Sigue leyendo!

 ¿Por qué mi gato me sigue a todas partes?

Tu eres su base segura

Cuando son cachorros, los gatitos siguen a su madre a todas partes, de esta forma aprenden todo de ella y al mismo tiempo se sienten mucho más seguros. Muchos dueños, y aunque el gato es adulto, mantienen una relación paterno-filial con él, cuidandolo cómo lo cuidaría una madre: alimentándolo, limpiando su caja, motivándolo a jugar y ofreciéndole cariño.

Precisamente por eso, no es raro que tu gato te siga a todas partes. Al estar lejos de su madre y hermanos, el gato necesita una base segura en la que apoyarse y ese eres tú. Debe saber que estará protegido y todas sus necesidades estarán cubiertas. Esto, por supuesto, lo recompensará con su amor incondicional y compañía.

Le entretiene ver

Es muy común que los gatos de interior se aburran fácilmente al no poder realizar las típicas actividades de exploración y caza con las que se entretiene la mayoría de los felinos. Por tanto, cuando el gato se sienta muy aburrido puede encontrar en la tarea de seguirte un gran estímulo.

Además, si pasas muchas horas al día fuera de casa es muy probable que cuando regreses lo que más quiere tu gato sea contigo, aunque eso signifique seguirte a todas partes. Si crees que muestra varios síntomas de un gato aburrido, no lo dudes y empieza a pasar más tiempo con él.

Está patrullando en su territorio

En la naturaleza, parte de la actividad diaria de los gatos es recorrer los espacios que consideran su territorio, tanto para difundir su olor como para ahuyentar a posibles intrusos. Si observas que roza constantemente contra los muebles e incluso contra ti, sin duda tu gato está patrullando y marcando la zona.

Al estar en una casa o apartamento cerrado, el gato no puede realizar el mismo comportamiento que lo haría en la naturaleza, pero tu ir y venir por la casa puede sugerir que también vigiles el territorio, para luego decidir acompañarte en tu tarea. Y por si fuera poco, los gatos son animales de rutina, así que si se acostumbran a perseguirte, es probable que continúen.

Necesita tu ayuda

Comúnmente los gatos prefieren esconderse cuando sienten alguna molestia o dolor, adoptando una actitud silenciosa y hostil si intentas acercarte. Sin embargo, algunos felinos hacen lo contrario, se acercan a ti con maullidos insistentes si algo los aflige, sienten que puedes ayudarlos.

De la misma forma, en ocasiones los gatos callejeros persiguen a extraños, sobre todo si ya tienen gatos en casa. Tal vez algo en el olor les diga que estarán bien contigo y que pueden ser parte de tu “colonia”. O tal vez solo quieran algo de comida, agua o una simple caricia. Los gatos sin hogar sufren mucho en las calles, sin nadie que los cuide y expuestos al frío, el hambre y las personas sin escrúpulos que intentan hacerles daño.

Está jugando a perseguirte

El tiempo de juego es muy importante para los gatos, sobre todo si se trata de perseguir y atrapar presas. Un gato en libertad es capaz de cazar varias presas al día, no necesariamente para alimentarse de ellas sino por diversión y porque eso lo dicta el instinto cazador.

Por supuesto, esta situación cambia cuando tienes un gato que no tiene acceso al exterior, pero el felino aún requiere estimulación que incluye persecución, porque este instinto no se anula aunque se cubran todas sus necesidades.

Por esta razón, es común que un gato que no tiene los estímulos para liberar esa energía intente cazar los pájaros que se acerquen a la ventana o perseguirte por la casa, e incluso acecharte desde algún rincón, esperando a que pases para "atacar" tus piernas, por ejemplo. De esta forma no solo obedece a su instinto, sino que también se divierte contigo.

Si eres de las personas que prefieren que tu gato no les sorprenda de forma inesperada, te recomendamos adquirir diferentes juguetes que puedes perseguir para pasar largas horas con él haciéndolo disfrutar. 

¡Le encanta estar contigo!

Al contrario de lo que se cree, al gato realmente le gusta pasar tiempo con su familia humana, ellos te llenan de amor, cariño y mimos, ¿quién puede ser indiferente a todo esto? Con los años, los gatos son cada vez más sociables.

Comentarios