Vida saludable

10 beneficios de la cebolla para la salud

jueves, 25 de noviembre de 2021 · 12:48

Es un gran aporte de fibra y vitaminas

La cebolla es rica en vitaminas, teniendo presente las vitaminas A, B6, C y E. La vitamina A ayuda a la visión, cuidado de los tejidos del cuerpo, es necesario para el funcionamiento de distintos órganos y para la reproducción.

La vitamina B6, también conocida como piridoxina, es una sustancia que cumple la labor de mantener al sistema inmunológico y nervioso sanos, y también influye de manera positiva en el desarrollo cerebral. La falta de esa vitamina puede llegar a causar neuropatía periférica, cuyos síntomas son variados, y en los adultos puede ocasionar convulsiones, anomalías, confusión o depresión.

La vitamina C también es esencial, ya que logra formar una proteína que el cuerpo necesita para fabricar elementos, como lo son los vasos sanguíneos.

Por último está la vitamina E, que se encarga del funcionamiento adecuado de músculos y nervios, y nos previene de toxinas y la formación de coágulos de sangre en el organismo.

Este alimento también aporta minerales, entre ellos figuran el hierro, sodio y potasio, y una buena cantidad de fibra alimentaria, la cual nos beneficia en muchos aspectos, evitando el estreñimiento, nos dan la sensación de saciedad, y con ello logra controlar la obesidad.

Estos aportes de la cebolla hacen de ella un alimento nutritivo y con muchos beneficios.

Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Para controlar los niveles de azúcar en la sangre, la cebolla es ideal. Ella contiene múltiples flavonoides (pigmentos vegetales naturales de muchas plantas), como la glucoquina y quercetina, ambas logran disminuir y controlar el nivel de insulina y azúcar que hay en la sangre.

Estos flavonoides también se encargan de proteger nuestras arterias y corazón.  De hecho, gracias a sus cualidades y gran ayuda, es que se recomienda la ingesta de cebolla a personas que sufren de diabetes tipo 1 y 2.

Aunque no todas las cebollas tienen un bajo nivel de azúcar, tenemos por ejemplo a la cebolla francesa, esta suele ser pequeña y de tono entre dorado y amarillo, y es la que tiene un mayor contenido en azúcar entre todas las demás, por lo que se debe ser cuidadoso con el tipo de cebolla que se consuma en caso de sufrir diabetes.

Previene los ataques al corazón

El corazón también se ve beneficiado por la cebolla, ya que esta contiene fitonutrientes y tiosulfinatos, que ayudan de gran manera al corazón, previniéndolo de enfermedades. Asimismo, cuenta en su interior con una enzima llamada alinasa, y diversos sulfuros, que juntos tienen la capacidad de reducir los niveles de colesterol dañino que nuestro cuerpo almacena.

Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias también tienen un papel elemental cuando se trata de los problemas cardíacos, debido a que pueden disminuir los efectos y prevenir que sucedan o suframos de eso.

Por último, la cebolla es magnífica para la correcta circulación sanguínea, esto es porque impide la formación de coágulos y hace que la sangre circule con naturalidad.

Favorece el proceso digestivo

Entre los tantos componentes de la cebolla, figura la quinina, un alcaloide natural de esta hortaliza, que se ha comprobado que estimula las funciones de varios órganos del sistema digestivo.

En conjunto, puede neutralizar los ácidos estomacales y activa la secreción de los jugos gástricos, con esta última acción la flora intestinal se ve favorecida.

Tiene propiedades diuréticas

El consumo de la cebolla puede ayudar con la eliminación de líquidos que se hallan en el organismo, y sin duda facilita el proceso de excreción de la orina, siendo esto gracias a sus propiedades diuréticas.

Los expertos mencionan que la ingesta de la cebolla cruda va a tener un mejor efecto diurético en nuestro cuerpo.

Reduce enfermedades respiratorias

Esta hortaliza también es de gran ayuda para prevenir resfriados, gripes y las congestiones nasales, ya que trabaja en la limpieza de las vías respiratorias y facilita la expectoración.

Esto lo logra gracias a los polifenoles que contiene, ellos tienen una capacidad antioxidante que nos previene del daño de los radicales libres, y al hacerlo nos está protegiendo de distintas enfermedades, en este caso es la congestión.

Ayuda al fortalecimiento de los huesos

Entre los minerales de la cebolla está el calcio, el cual se encuentra en un 8,5% en sólo 100 gramos de este alimento, por lo que es un buen aporte.

Así es como llega a ser excelente para nuestros huesos, ya que puede crear y regenerar tejidos de la estructura ósea, y fortalece a los dientes y huesos de nuestro cuerpo.

Es buena para el sistema inmunológico

Nuestro sistema inmune siempre debe encontrarse en las mejores condiciones para que pueda funcionar adecuadamente, y la cebolla ayuda en ello. Debido a su gran número de antioxidantes, logra atacar virus y bacterias que amenazan al organismo.

Bactericida

Se ha comprobado que, por sus niveles de azufre, la cebolla es un bactericida potente, lo que significa que puede luchar contra distintas infecciones, principalmente aquellas que son provocadas en nuestro sistema respiratorio.

Se presume que puede destruir bacterias, no solo en nuestro organismo, sino también aquellas que se encuentran en el ambiente.

Regenera tejidos de la piel

Por último, se encuentra su función de regenerar tejidos, una cualidad otorgada por la cantidad de vitamina A que nos aporta. Junto con la creación y reparación de tejidos de forma interna, también está su gran efecto cicatrizante en la piel; primero desinfecta la herida para luego empezar a cicatrizar la zona afectada.

Esta cualidad es poco mencionada, pero realmente útil, así como sus cualidades para limpiar la piel, disminuir la aparición de arrugas en el rostro, conservar el cabello y eliminar acné y caspa.

Comentarios