Mascotas

¿Por qué los perros inclinan la cabeza cuando sus dueños les hablan?

martes, 9 de noviembre de 2021 · 10:42

Todas aquellas personas que disfrutan de la compañía del mejor amigo del hombre, saben que los adorables perros se acercan cuando se les habla, pero lo hacen de una manera muy graciosa y tierna. Unos investigadores se interesaron en saber los motivos por el que los canes giran la cabeza y lo revelaron en un reciente estudio.

Para poder llegar a una conclusión certera, los expertos se propusieron estudiar a 40 perros, todos de distintas razas, para averiguar cómo reaccionaban ante diferentes estímulos. Probaron si esos animales eran capaces de memorizar los nombres de los juguetes y poder buscarlos cuando sus dueños se los soliciten.

De las pruebas realizadas, determinaron que los perros, en su gran mayoría, no fueron capaces de recordar los nombres de los juguetes. Por el contrario, hallaron que siete de ellos, unos border collies, pudieron tener un mejor desempeño ante la tarea que se les solicitaba y, por consiguiente, una favorable correspondencia al traer los juguetes y los consideraron como “aprendices de palabras dotados”.

La diferencia que hallaron en estos perros, es que todos ellos inclinaban o giraban la cabeza muchas más veces al escuchar los nombres de los juguetes, y esto lo hacían el 43% del tiempo, durante el que pudieron aprender 12 palabras nuevas. Además, observaron que los otros canes lo ponían en práctica solo el 2% del tiempo.

Ante estas evidencias que resultaron de interés para arribar a las conclusiones del estudio, entienden que “parece que existe una relación entre el éxito en la recuperación de un juguete con nombre y las frecuentes inclinaciones de la cabeza al escuchar su nombre”, según precisó Shany Dror, investigadora de cognición animal de la Universidad Eötvös Loránd (Hungría), que comparte la autoría del estudio.

Entonces, Dror reconoce que “es por eso que sugerimos una asociación entre la inclinación de la cabeza y el procesamiento de estímulos relevantes y significativos”. En este sentido, entienden que los perros logran que coincida el movimiento o giro de su cabeza con el juguete que identifican como el que se les solicita.

“Sabemos que los perros pueden aprender fácilmente palabras relacionadas con acciones, como ‘sentarse’ o ‘abajo’”, señaló la coautora y sostuvo: “Pero muy pocos perros pueden aprender los nombres de los objetos”, concluyó Dror.

Comentarios