Signos de agua: qué tienen en común las personas de Cáncer, Escorpio y Piscis

sábado, 25 de diciembre de 2021 · 16:02

Los signos de agua son tres: Cáncer, Escorpio y Piscis. Aunque cada uno cuenta con sus propias características, el agua es un elemento en común que los une y dice mucho sobre el manejo de las emociones, sus lados luminosos y oscuros y otras cualidades.

Aspectos como la sensibilidad, la intuición y los rasgos emocionales en cada individuo son los que representan al agua como elemento. Sin embargo, tanto Cáncer, como Escorpio y Piscis, poseen formas particulares de gestionar estos puntos, muy diferentes entre sí.

El agua, junto con la tierra, el aire y el fuego, es una de las triplicidades de la astrología. Se trata de un elemento que literalmente refleja la luz de una persona, pero también exhibe todo lo que subyace en ella: perspectivas, emociones escondidas, secretos profundos y hasta ilusiones.

Esto significa que los signos de agua tienen un manejo particular de las emociones y que gran parte de su accionar se rige por este rasgo, a diferencia de otros signos que operan sobre la lógica y la razón.

Es frecuente que los signos de agua se enfrenten a dificultades para gestionar sus miedos, angustias y sueños. También, que sean más susceptibles o se dejen influenciar por quienes los rodean.

Cabe destacar que los signos solares no dicen todo sobre la personalidad de quien lo lleva. Es necesario analizar la carta astral completa, considerando otros aspectos como los ascendentes o la posición de la Luna.

Sin embargo, ser un signo de agua representa algunas similitudes en quienes son de Cáncer, Escorpio o Piscis.

¿Qué significa ser un signo de agua para la astrología?

Un factor común en los signos de agua es la sensibilidad. Eso no significa que reaccionen del mismo modo ante todo lo que perciben o experimentan, pero sí que nada “pasa desapercibido” ante sus radares.

Además, las personas de Cáncer, Escorpio y Piscis comparten la cualidad de ser empáticas, fantasiosas, muy soñadoras y unidas a sus afectos.

Claro que una persona de Cáncer estará vinculada a través del hogar y la familia, mientras que alguien de Escorpio será un guerrero defensor del bienestar y la integridad de “los suyos”.

El punto en común es la energía que acapara en los tres signos la cuestión emocional y vincular.

En conclusión, ser de un signo de agua significa guiarse por la intuición y los sentimientos. Sentir en profundidad y en la totalidad de las cosas, respondiendo a estímulos de ese tipo y no tanto a la lógica racional, las recompensas y los resultados.

Así es como las personas de Cáncer, Escorpio y Piscis saben que pueden equivocarse, pero aún así “dejan que las cosas fluyan” y se arrastran por las corrientes de la vida. También esconden secretos en su profundidad más oculta y es muy difícil que logren abrirse y contarlos.

Las personas que pertenecen a este elemento tienden a ser más sensibles y, por ende, sufrir más que otros signos.

Será necesario cultivar la tolerancia, el amor propio y una red de afectos cálida y contenedora para regular la emocionalidad profunda de quienes tienen un elevado nivel de agua en su carta astral.

Cáncer, Escorpio y Piscis: cómo influye el agua en cada uno de estos signos.

Pero más allá de las similitudes, cada uno de estos signos vive la presencia del agua como elemento de forma diferente:

Cáncer: el punto negativo del agua en este signo puede ser el apego al hogar, a la figura maternal y al pasado, sobre todo a los buenos recuerdos.

Escorpio: el agua en este signo puede llevar a una profunda conexión con lo íntimo y devenir en una desconexión de lo real (presente en el mundo exterior).

Piscis: las personas de Piscis pueden viajar con la corriente del agua y tomar mucha distancia de la realidad pero, al volver, la desilusión puede convertirse en su peor enemigo emocional.
 

 

 

 

Comentarios