Por qué los perros no pueden comer chocolate

miércoles, 31 de marzo de 2021 · 11:27

Los perros son parte de la familia, por tal motivo suelen comer lo que comen sus dueños. Los canes se desesperan por las galletas, comida sabrosa, dulces y hasta frutas. Sin embargo hay cosas que pueden resulta demasiado malas para su salud, incluso provocarles la muerte.

Respecto al chocolate, este alimento contiene teobromina, un alcaloide que es químicamente similar a la cafeína. El análogo químicamente puro de la teobromina se utiliza en medicina como diurético y estimulante del corazón.

En ese sentido, los perros metabolizan de una manera más lenta la teobromina y por eso se pueden enfermar y morir por comer demasiado chocolate. Al respecto, hay que tener en cuenta el tamaño de la mascota y el tipo de chocolate que consumió.

Por ejemplo, el chocolate para fundir tiene 10 veces más teobromina que el chocolate con leche y miles de veces más que el blanco. Hay entre 1 y 9 miligramos de teobromina por gramo de chocolate, con niveles más altos en el chocolate más oscuro. El blanco tiene cero riesgo de toxicidad, pero no es bueno que los animales coman dulces.

Cabe aclarar que la toxicidad para el chocolate comienza en alrededor de 20 mg de teobromina por kilogramo de peso corporal. En un perro pequeño que pesa 5 kg esto significa 100 mg de teobromina. Alrededor de 70 g de chocolate con leche o 20 g de chocolate negro, sin duda causará problemas.

Al respecto, hay alrededor de 25 g por cuadrado de bloque de chocolate, por lo que se trata de tres cuadrados de chocolate con leche. El polvo de cacao contiene niveles más altos: solo 4 g de cacao en polvo contienen 100 mg de teobromina.

La teobromina causa un aumento en los niveles de monofosfato de adenosina cíclico. Un importante mensajero químico en la célula. La teobromina y la cafeína también aumentan la liberación de adrenalina y afectan el flujo de calcio dentro y fuera de la célula. Esto aumenta las contracciones musculares.

Al combinarse todos estos cambios bioquímicos estimulan el sistema nervioso central y el músculo cardíaco. Otros tipos de músculos en el resto del cuerpo, llamados músculos lisos, se relajan, lo que puede causar problemas respiratorios y aumento de la micción, orina.

En resumen, lo mejor es evitar que las mascotas consuman chocolate en general. Comerlo les provoca vómitos, diarreas, hiperactividad hasta llegar al paro cardíaco, infartos y muerte. Un dato para tener en cuanta es que puede tardar horas e incluso días en manifestar los síntomas.

En el caso de sospechar que el perro haya comido chocolate, se lo debe llevar al veterinario lo antes posible. De esta manera el especialista, contará con el tiempo necesario para inducirle el vómito si acaban de comerlo.

 

 

Comentarios