La forma de escribir define la personalidad y la salud

La personalidad es develada de manera involuntaria por parte del escribiente, porque es una manifestación que surge desde el inconsciente.
martes, 9 de marzo de 2021 · 10:34

La personalidad se puede descubrir a través de los trazos, la forma de las letras, el espacio entre palabras, la inclinación y la firma.

Cada gesto reflejado en el papel pone en manifiesto un detalle de la manera en la que esa persona se comporta ante ciertas situaciones de la vida.

Entre otros rasgos que se analizan desde la Grafología, encargada de estudiar la escritura y los dibujos, también se tiene en cuenta la presión que la persona ejerce sobre el papel y el entintado. En este caso lo que el grafoanalista encontrará si la persona esta cansada por algo pasajero o si atraviesa un punto de su vida donde esta agobiada.

Además la forma en la que hace las denominadas letras reflejas, encargadas de revelar datos sobre distintos aspectos de la personalidad. Sexualidad, grado de intelectualidad, extrovertidito o introvertida. También se puede saber si es alguien interesado, trabajador o charlatán.

Por su parte los signos de puntuación también cumplen un papel importante a la hora de estudiar la letra de un individuo. Desde el tamaño de los puntos, los acentos colocados muy altos, ante o después de la letra donde corresponde, todo revela un significado particular.

En ese sentido un punto pequeño es propio de las personas tímidas, meticulosas con capacidad de concentración. Puede existir un punto intermedio, propio de quienes se adaptan a las circunstancias. Vale aclarar que cada letra o puntuación debe prevalece en los escritos para tomarse su significado, además de estar apoyado por el significado de cada letra refleja.

La escritura es como la huella digital

En ese sentido nadie escribe igual a otra persona como así tampoco nadie comparte la huella digital de otro. En este caso pueden existir maneras parecidas de hacer la letra como la madre, amigos o pareja, Pero al ser sometida a un análisis grafológico se comprobará que son dos personas distintas.

Otro datos importante que se puede ver en letras minúsculas como la “d”,  “g” , “x” “t” y “f” entre otras, se puede saber si la persona atraviesa algún problema de salud o malestar pasajero. También desde el grafismo se obtienen pistas sobre la salud mental del escribiente.

Los espacios también son considerados porque según su prevalencia es el significado. La marcada separación entre palabras habla de alguien que necesita respirar, se siente agobiado  o no le gusta estar rodeado de gente. Son personas que aman su libertad.

A todo esto la letra “t” es reveladora a la hora de ocupar un puesto laboral, ya que refleja la voluntad de la persona, el optimismo, autoestima, ambiciones.  En el caso de los quienes lideran grupos en esta letra se ve el despotismo o el buen liderazgo. Se ve la violencia contenida o manifiesta, se verbal o física.

Por su parte las letras redondeadas son típicas de gente creativa más abocadas al arte. En tanto las letras puntiagudas, triángulos, son personalidades más intensas, combativas. En tanto quienes conectan o ligan sus letras muestran una personalidad sistemática, son tomadores de decisiones más a conciencia.

La inclinación es otro rasgo muy importante a la hora de analizar una muestra. La escritura que tiende a ir hacia la derecha son personas que buscan nuevas experiencias, son más dadas a sociabilizar, les gusta conocer gente nueva. Por el contrario los que inclinan la mayor parte de sui escritura hacia la izquierda son quienes buscan el anonimato, se manejan desde un perfil bajo.

Cabe aclarar que si se trata de un zurdo puede ser un signo de rebeldía, se debe corroborar con la firma y demás letras. Por su parte quienes mantiene una escritura derecha suelen ser personas más lógicas, controladas y racionales. Son quienes no dejan que las  emociones les ganen a la hora de manifestar su estado de animo.

Los óvalos también cumplen un papel importante, pueden ser cerrados o abiertos y según hacia que lado está la abertura, derecha u izquierda, es su significado. Por ejemplo una letra “o” abierta es más común en personas sociables y capaces de abrir su corazón para expresar lo que sienten. En cambio un óvalo más cerrado pone de manifiesto una persona más reservada que comparte sus sentimientos con un circulo muy pequeño de íntimos.

La salud detrás de la escritura

La presión constante sobre el papel, puede ser síntoma de presión arterial alta.  La presión en el escrito también puede ser revelar  un estado de animo en caída, poca energía o cansancio. A veces la falta de descanso, el insomnio se ven en cuanto marca el papel el lápiz o lapicera.

En tanto las enfermedades mentales y nerviosas se pueden ver desde la forma de las letras. El Alzheimer, la Esquizofrenia o el mal de Parkinson puede detectarse a través del cambio en el formato de las letras, una mala confección, temblores, las letras que tiene líneas rectas salen endebles o como si fuera un electrocardiograma.

Las letras se vuelven demasiado pequeñas e ilegibles. En tanto al inclinación varía de un renglón a otro, por nombrar algunos detalles. Cabe aclarar que en todo caso se debe acudir al médico especialista y hacerse los estudios pertinentes.

 

Comentarios