Qué patologías pueden afectar la tiroides y cómo se manifiestan

viernes, 2 de abril de 2021 · 00:10

Los trastornos de la tiroides pueden desencadenar una serie de síntomas que son muy característicos y que ayudan a identificar la presencia de la patología. Sin embargo, en ocasiones los cuadros presentan síntomas leves o ningún síntoma, de modo que las personas pueden pasar años sin saber que tienen la afección. 

Es por eso que resulta importante conocer qué es la tiroides, qué síntomas pueden aparecer cuando hay un trastorno y cuándo es necesario consultar con un profesional de la salud. 

¿Qué es la tiroides y qué función cumple en el cuerpo?

La tiroides es una glándula que libera hormonas, llamada triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), y que ayuda a regular diversas funciones corporales, incluyendo el metabolismo, el peso, la temperatura corporal y del cabello y crecimiento de las uñas.
Es por eso que cuando la tiroides produce una cantidad excesiva o insuficiente de T3 y T4, puede provocar que el metabolismo y la temperatura no se regulen adecuadamente y desencadenar efectos secundarios.

De acuerdo a la información que se tiene hasta el momento, los trastornos son más comunes en las mujeres, aunque también hay hombres que los padecen. 

¿Cuáles son los trastornos que pueden afectar a la tiroides?

Hay dos tipos principales de trastornos de la tiroides: hipotiroidismo e hipertiroidismo.

El hipertiroidismo, es decir, tener una tiroides hiperactiva, es causada por un trastorno autoinmune llamado enfermedad de Grave, donde el cuerpo produce demasiada T3 / T4. En estos casos, es probable que las personas sientan taquicardia, pérdida de peso o una dificultad para aumentar de peso, y pérdida de cabello. 

El hipotoridismo, que es una tiroides poco activa, suele ser producto de la enfermedad de Hashimoto. Esto implica que la tiroides no está produciendo suficiente hormona. En estos casos, es probable que la persona sienta que el cuerpo está más lento, es probable que aumente de peso, que sienta frío y que tenga las uñas quebradizas.

Es importante tener en cuenta que también hay otras patologías que pueden afectar a la glándula tiroides y que pueden manifestarse en algún momento de la vida. 

Una de ellas son los nódulos tiroideos: un crecimiento en la tiroides que generalmente no produce hormonas. Esto generalmente se diagnostica mediante palpación y luego una ecografía. La mayoría son benignos, pero hasta un 10% pueden ser cancerosos.
Por último, existe un cáncer de tiroides. Esta patología oncológica generalmente se detecta cuando hay un crecimiento en la tiroides que se nota y puede aparecer como un bulto en el cuello. 

¿Qué síntomas provocan los trastornos de tiroides?
Tal como se mencionó, la tiroides puede tener hipertoriodismo, es decir, funcionar de manera excesiva y forzada. Esto puede ocasionar algunos de los siguientes síntomas: 

 

  • Dificultad para ganar peso o perder peso
  • Gran apetito o aumento del hambre
  • Latidos del corazón
  • Ansiedad
  • Latido cardíaco rápido a pesar de no hacer ejercicio
  • Arritmia (problemas con los latidos del corazón), como fibrilación auricular
  • Calentamiento excesivo
  • Fatiga
  • Pérdida o adelgazamiento del cabello
  • Problemas para dormir
  • Interrupción en los patrones menstruales.
  • Ojos saltones

Síntomas de hipotiroidismo

En el caso del hipotiroidismo, los síntomas que el o la paciente puede sentir son los siguientes:

Aumento de peso o incapacidad para perder peso.
Cansancio o fatiga
Estreñimiento
Hinchazón o dolor articular
Menstruación irregular
Perdida de cabello
Sintiendo frío todo el tiempo
Frecuencia cardíaca lenta
Hinchazón en la cara

¿Cuál es la causa de los problemas de tiroides?

Los problemas de tiroides suelen encontrar su causa en trastornos autoinmunes. Las enfermedades de Hashimoto y Grave causan un mal funcionamiento de la tiroides. 

Los factores de riesgo de problemas de tiroides pueden incluir algunos de los siguientes:

  • Diabetes tipo uno que es un trastorno autoinmune
  • El embarazo
  • Radiación
  • Ser mujer
  • Tener más de 60 años
  • Demasiado yodo en su dieta
  • No hay suficiente yodo en su dieta

¿Cómo se diagnostican y cómo se tratan los trastornos de la tiroides?

El hiper e hipotiroidismo se diagnostican a través de un análisis de sangre. Se solicita un estudio de estas características que evalúa los niveles de la hormona tiroidea, así como también ciertos anticuerpos que atacan la glándula tiroides.

Si su glándula tiroides produce demasiada o muy poca hormona tiroidea, se pueden recetar medicamentos para complementar sus niveles de tiroides o disminuir la cantidad de hormonas en la sangre. Para las tiroides hiperactivas, la cirugía o la terapia con yodo radiactivo son soluciones más permanentes.

Los nódulos tiroideos se evalúan con una ecografía tiroidea dedicada, seguida de una biopsia si el nódulo es grande y/o sospechoso.

Si la biopsia de tiroides es sospechosa o indicativa de cáncer, generalmente es necesaria la cirugía. Para nódulos benignos grandes que son sintomáticos (problemas para tragar o respirar), el tratamiento es cirugía o ablación por radiofrecuencia del nódulo. (IProfesional)

Comentarios