¿Cuánto viven un gato doméstico y uno callejero?

martes, 1 de junio de 2021 · 13:01

Los gatos son animales especialmente longevos. Actualmente, y gracias a la vacunación, los alimentos de alta calidad y la proximidad del veterinario, esa edad ha aumentado notablemente.

¿Cuánto vive un gato doméstico?

Existen factores que pueden aumentar o reducir drásticamente la esperanza de vida de un gato. Entre ellos, encontramos:

El tipo de alimentación que recibe nuestra mascota. Una dieta sana, equilibrada y adecuada a sus particulares necesidades (edad, raza, posibles patologías, etc.) condicionará directamente cuánto dura la vida de un gato.

La exposición a intoxicaciones alimentarias, infecciones o posibles enfermedades.

Posibles accidentes domésticos. Los gatos son animales curiosos por naturaleza, así que debemos tener especial cuidado con ventanas, rellanos o lugares un poco peligrosos para nuestra mascota.

Por lo general, podemos estimar que un gato vive entre 15 y 20 años. Sin embargo, en ocasiones se observan diferencias dependiendo de la raza o de si se trata de un gato mestizo. Así, cuánto vive un gato común europeo puede variar respecto a otras razas felinas. Puedes descubrir la esperanza de vida del gato siamés o del gato persa en sus respectivas fichas de ExpertoAnimal.

No obstante, tampoco podemos afirmar con exactitud cuántos años vive un gato: en algunos casos, podrá padecer alguna patología que provoque su muerte; en otros, tener una vida larga y feliz que supere los 20 años. Cada gato es único, y su esperanza de vida también.

¿Cuántos años vive un gato callejero?

El entorno de un animal influye directamente en su esperanza de vida. La vida de un gato callejero está muy condicionada por las condiciones meteorológicas de la ciudad en la que vive, o de si pertenece o no a una comunidad de gatos controlada y supervisada por una protectora de animales.

Los gatos callejeros suelen vivir en colonias, es decir, en grupos de varios ejemplares ubicados en un territorio concreto, normalmente cercano a fuentes de comida y agua. Según la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals, (ASPCA, sus siglas en inglés) la vida de un gato callejero se ve influida por:

Unas condiciones meteorológicas extremas, con temperaturas que pueden llegar a ser inferiores a los 0 grados centígrados en ciertas zonas.

Fuentes de agua y comida inestables, lo que les expone a sufrir deshidratación e inanición.

Exposición a parásitos e infecciones. Lamentablemente, casi el 50% de los cachorros de gato callejeros muere antes del primer año de vida.

En estos casos, las protectoras de animales suelen encargarse de capturar, castrar y desparasitar a los integrantes de la colonia para mantenerla controlada. Esta tarea, no obstante, también pueden llevarla a cabo los ciudadanos con la ayuda del ayuntamiento de su localidad. Los ayuntamientos suelen aplicar el denominado modelo CER (Captura, Esterelización y Retorno) de los gatos callejeros. Como ciudadanos, es importante no alimentar a los gatos fuera de las zonas habilitadas por las autoridades y, ante todo, no abandonar a sus mascotas.

Sea o no dentro de una colonia controlada, lo cierto es que la esperanza de vida de un gato callejero oscila entre los 3 y 6 años, frente a la del gato doméstico, de entre 15 y 20 años.

¿Cómo aumentar la longevidad de un gato doméstico?

Entre los cuidados que debemos proporcionar a nuestro gato, destacaremos fundamentalmente ofrecerle una alimentación que debe de calidad y acorde a sus necesidades nutricionales. En caso de duda, lo mejor es siempre consultar con un veterinario, especialmente cuando envejecen, dado que los gatos suelen necesitar un pienso específico para posibles cardiopatías, alergias, etc.

En cuanto a las cantidades, es importante informarse antes de alimentar en exceso a nuestra mascota y provocar obesidad en el gato, una enfermedad muy perjudicial que reduce su esperanza de vida, especialmente en ejemplares de edad avanzada. Además, es importante ofrecer a nuestros felinos raciones de comida húmeda, ya que, por lo general, los gatos beben poca agua y necesitan una fuente de hidratación adicional. A los gatos este tipo de comida les encanta.

Finalmente, tendremos que proporcionar una higiene constante a los objetos del gato incluyendo cama, comederos, arenero, juguetes. Y muy importante: debemos cambiar el agua con mucha regularidad. Tener un entorno sano y limpio también influye en la esperanza de vida de un gato.

Asimismo, el gato es un animal que requiere atención y cariño por parte de sus cuidadores para encontrarse bien socializado, además de una estimulación física y mental diaria, componentes esenciales en su rutina para prevenir problemas de conducta y de sobrepeso.

Con solo 20 minutos al día de juegos y ejercicios conseguiremos tener un animal sano y ejercitado y alargar al máximo los años de vida de un gato.

Comentarios