El gato sabe su nombre, pero es indiferente cuando lo llamas

viernes, 14 de enero de 2022 · 11:00

En este tema sí que hay claras diferencias con el ser humano. En ocasiones, nuestros comportamientos puedes ser similares y eso sirve muy bien para explicar cómo puede percibir un gato ciertas situaciones.

Sin embargo, en este caso, no podemos utilizar ese comodín porque los felinos funcionan de manera totalmente diferente.

¿Un gato entiende cuándo le llaman?

Es una cuestión interesante y es que estudios recientes liderados por Atsuko Saito (de la Universidad de Sofía en Tokio) dieron como resultado que los gatos sí que reconocen su nombre con respecto a otras palabras que puedan formar una frase.

Hicieron la prueba con 78 gatos y verificaron que podían reconocer la voz de su dueño con respecto a otras voces gracias a la entonación y también pueden reconocer su nombre sin importar quién lo pronuncie.

Entonces, ¿por qué tu gato no acude a tu llamada?

Esto tiene que ver con otras cuestiones y es que los gatos tienen (normalmente) bastante indiferencia hacia lo que les rodea. Ellos entienden que los estás llamando, pero probablemente, prefieran hacer otras cosas y omiten tu llamada.

Es muy diferente a si los has entrenado para que acudan a tu llamada. Un felino aprende por refuerzo positivo y por asociación. Si tú lo entrenas para que cada vez que acuda a tu llamada, seguramente lo tenga vinculado con algo positivo como recibir una chuchería de esas que le encantan tanto.

Lo normal en un gato es que escuche su nombre, lo reconozca, pero no decida hacer nada al respecto porque tampoco va a tener un cambio drástico en su vida. Probablemente lo llames porque quieres que te haga compañía, porque quieres saber dónde está o porque quieres darle mismo. ¿Esto le interesa a tu gato? Bueno, depende de cómo se sienta en ese momento.

¿No sé supone que los gatos están domesticados?

No del todo, en realidad. Los gatos se diferencian mucho con respecto a los perros en este aspecto. Los perros sí fueron domesticados por el ser humano para tenerlos como compañeros y es por eso que muchas veces los perros realizan acciones para alegrar a sus dueños.

Sin embargo, los gatos más que ser domesticados, escogieron al ser humano como compañero. Vieron que las posibilidades de sobrevivir a su lado eran mucho más amplias y que podrían vivir de manera más cómoda y aceptaron acompañarlo.

Eso no quiere decir que se doblegaran ante el ser humano sino que lo ven como un compañero más y mantienen sus intereses propios por encima de los intereses que tenga el ser humano con el que compartan vida. Es muy diferente si te das cuenta y por eso tiene sentido que los gatos no aguanten todo lo que queramos de ellos.

Lo usual es que por encima de todo mantengan su libre albedrío y ya si les apetece pues acudan a tu llamada o acepten tus caricias.

 

Comentarios