Coronavirus

¿Qué cara del barbijo quirúrgico debe ir hacia fuera y cuál hacia dentro?

sábado, 22 de enero de 2022 · 11:26

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en su guía sobre el uso de las mascarillas médicas -y en varias infografías sobre los pasos correctos para utilizarlas- comprobar siempre "que la parte coloreada dé al frente", que el "borde rígido esté sobre la nariz" y que "cubra boca, nariz y barbilla" eficazmente.

De hecho, el 24 de enero de 2020 el codirector del Centro de Colaboración para Enfermedades Infecciosas de la OMS, Seto Wing Hong, explicó en un vídeo cómo debe ponerse el tapabocas sobre el rostro y cuáles son las funciones de cada una de sus partes.

"Como pueden ver, (el cubrebocas) tiene un color azul en la parte de afuera... ¡porque es a prueba de fluidos! (...) Y luego tiene una blanca en el interior, la cual es absorbente. Así que si yo toso, la mascarilla lo atrapa", comentó mientras mostraba cómo acomodarse el protector sobre la cara.

"Así que usted debe de usarlo de la siguiente manera: el azul hacia el exterior, el blanco hacia el interior. Usted puede ver a gente usarlo de esta manera y está totalmente mal como puede ver", complementó mostrando un uso inadecuado del barbijo.

En la misma línea, otras entidades médicas como el Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación (Sensar) ya ha desmentido varias desinformaciones sobre este mismo tema y recuerdan que "las mascarillas quirúrgicas están fabricadas en tres capas" con funciones particulares.

"Tiene una "externa (generalmente de color azul o verde) e impermeable"; otra "intermedia, con filtro antibacteriano" y una "interna, para absorber la humedad", acota la entidad sobre la posición de las caras de este elemento de protección personal calificado de "indispensable" para frenar la propagación del virus.

Las mascarillas médicas, unas de las más efectivas

En su más reciente Guía de recomendaciones de diciembre de 2020, la OMS sigue recomendando a todo el personal sanitario el uso de mascarillas médicas en zonas con menor riesgo de contagio aéreo (por aerosoles) y las de mayor protección (N95, FFP2, FFP3) en zonas de mayor riesgo, como las áreas de atención a pacientes con covid-19.

Los tapabocas de este tipo también son aconsejables para grupos tales como ancianos y personas con enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, diabetes o problemas cardiovasculares, allí donde no puede garantizarse la distancia física de al menos un metro o una ventilación adecuada.

La OMS sugiere el uso en todo momento de mascarillas médicas en cuidadores y otras personas que comparten espacio con pacientes de covid-19 sospechosos o confirmados.

Para el público general, en zonas de transmisión comunitaria del coronavirus, la OMS recomienda el uso de mascarillas no médicas (incluso las de tela) en zonas interiores tales como tiendas, oficinas o escuelas.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. han recomendado el uso combinado de una mascarilla quirúrgica -ubicada correctamente con el lado oscuro hacia el exterior- por debajo de un barbijo fabricado de tela u otro material cuando este último solo posee una capa.

Según las nuevas pautas de la entidad emitidas el pasado 13 de febrero, "la segunda mascarilla debe empujar los bordes de la mascarilla interna contra su rostro" para así lograr la finalidad de "agregar capas de material" y mejorar el nivel de filtración de esos elementos.

 

Comentarios