Vida saludable

Enfermedades respiratorias: cómo detectar la neumonía a tiempo

Atacar a tiempo la enfermedad es parte fundamental para la recuperación
jueves, 12 de mayo de 2022 · 19:31

En realidad, son distintas las razones por el cuál se puede generar episodios ligeros y severos de neumonía, no obstante, con la llegada de las temporadas de frío (actualmente en el hemisferio Sur), las defensas del cuerpo humano suelen debilitarse y suelen presentarse cuadro de fiebre, escalofríos, dolor de garganta y tos, como resultado de la reacción del sistema inmunitario ante los organismos invasores, que pueden ser virus respiratorios o algunas bacterias.

Gripes y afecciones respiratorias como broncoespasmos, bronquitis y neumonías son las clásicas enfermedades del otoño-invierno que afectan a gran parte de la sociedad mundial y de no ser prevenidas y atacadas a tiempos, puede ser un gran peligro para la vida de los pacientes diagnosticado con esta patología.

Señales de alerta

La auto medicación no es lo más recomendable y es fundamental siempre ser tratado por un especialista en la materia. Sin embargo, desde los hogares muchas veces se puede detectar la neumonía por distintos aspectos.

La tos es un indicador de que algo no anda bien, puede ser una tos seca o con flemas o expectoración que cuando son de color amarillento indican algún tipo de infección. Otras de las señales también pueden ser: Presión y silbidos en el pecho, fatiga, dificultad de respiración, estornudos, fiebres y dolor de cabeza.

Ana Putruele, jefa de la División Neumonología del Hospital de Clínicas, Buenos Aires, Argentina, se refiere que en las épocas frías del año “se produce un aumento significativo de las enfermedades respiratorias. En el mundo, más de cinco millones de personas contraen gripe cada año. No solo el frío nos enferma, sino también la exposición a los gérmenes según la estación”.

Neumonía

De acuerdo a su gravedad de diagnóstico, se han determinado tres tipos de neumonías, ellas son:

· La neumonía común, producida por el neumococo.

· La neumonía que afecta a pacientes inmunocomprometidos.

· La neumonía asociada al respirador.

En cuanto a estas dos últimas, son situaciones muy puntuales donde la resistencia a los medicamentos es alta. Se deben tratar con un mayor cuidado por parte de los especialistas. “Los grupos de riesgo son los niños hasta los dos años de vida y los adultos a partir de los 55 años. La cantidad de muertes por año aumenta a partir de esa edad de forma muy significativa. Si bien la medicina avanzó mucho, todavía tenemos que pensar en la neumonía como un factor de riesgo para la salud de la población anciana”, señala y concluye la doctora Putruele.

 

Comentarios