Salud

Cómo ayudar a prevenir el cáncer de vejiga

jueves, 25 de agosto de 2022 · 08:45

Ubicado en 9° lugar de incidencia en el país[1], el cáncer de vejiga suele presentarse alrededor de los 70 años y afecta a 3 varones por cada mujer. De acuerdo con las proyecciones de 2020 del Observatorio Global del Cáncer (Globocan), de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) se registran por año casi 4 mil casos de la enfermedad en la Argentina, de los cuales, según los especialistas, el 50% se relaciona con el tabaquismo, que no sólo afecta las vías respiratorias, sino también la mucosa vesical a través de los carcinógenos presentes en la orina del fumador.

“Sabemos que existen aproximadamente 60 tipos de carcinógenos del tabaco que se eliminan por la orina; por eso, para prevenir la enfermedad la recomendación primaria es no fumar, siempre tomar mucho líquido y no retener la orina; cuando se tienen ganas hay que ir al baño, porque cuando se retiene la orina o se toma poco líquido hay mayor concentración de carcinógenos en contacto con la mucosa vesical por más tiempo”, explicó el Dr. Carlos Alberto Silva, coordinador del Área Psicosocial de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), en oportunidad del Mes Mundial de Concientización del Cáncer de Vejiga, que se conmemora durante mayo.

Según explicó el Dr. Silva, existe otro porcentaje de casos de cáncer de vejiga que está relacionado con el contacto con algunas sustancias químicas, como por ejemplo las anilinas utilizadas en la industria textil, en tanto que un 17% de casos aproximadamente estaría relacionado con Virus de Papiloma Humano, VPH. 

Entre los síntomas, se encuentran los cambios en los hábitos urinarios: orinar con mayor frecuencia y sensación inmediata de ganas de orinar después de haberlo hecho.

“Afortunadamente, muchos pacientes llegan en estadios tempranos o con compromiso superficial. El síntoma principal que da el cáncer de vejiga es orinar sangre, es decir, la hematuria, no dolorosa; puede ser macrohematuria, cuando se ve que se orina sangre, o microhematuria, cuando sólo se detecta en un análisis de orina. Claro que éste no es el único motivo por el cual se puede orinar sangre, esto puede suceder en un cáncer de riñón, por cálculos o algunas infecciones, pero cuando se orina sangre hay que investigar el motivo. A veces, la gente orina sangre y piensa que comió remolacha o decide esperar para ver si se repite; no hay que esperar a que se repita, hay que consultar”, aseveró el Dr. Silva.

En cuanto a la detección precoz, el Dr. Silva enfatiza en que no hay detección temprana del cáncer vejiga: “La consulta se da cuando aparecen los síntomas, no hay un estudio que se haga regularmente para detectar la enfermedad tempranamente y, de ese modo, cambiar la expectativa de sobrevida del paciente. Entonces, si sabemos que los fumadores tienen hasta 3 veces más posibilidades de presentar un cáncer de vejiga que los no fumadores, la recomendación es no fumar, tomar mucho líquido e ir a orinar cuando se tienen ganas, algo fundamental en, por ejemplo, conductores de taxis o maestros que están mucho tiempo sin ir al baño”, subrayó. 

“No hay que tenerle miedo al cáncer de vejiga, es un cáncer altamente curable, lo que hay que hacer es consultar tempranamente, no negar lo que se tiene. Cáncer no es una mala palabra, hay que llamar a la enfermedad por su nombre porque tiene cura y, aunque no tenga cura, tiene remisión o tratamiento. Hay formas de llevar esta afección como cualquier otra, es importante hacer hincapié en la prevención, en la consulta y en los tratamientos”, sostuvo por su parte la presidente de LALCEC, María Cristina Espil.

Para Claudia Miranda, presidenta de la Asociación VICARE -Vivir con Cáncer Renal, asociación que brinda apoyo a pacientes con cáncer renal y de vejiga- y paciente oncológica, en los últimos años se dio un cambio radical en cuanto a la información sobre el cáncer. “Tengo cáncer desde hace 12 años y antes era un tabú. Hoy manejamos este término y también, desde nuestra organización, queremos instalar este concepto de que la palabra cáncer no es un pecado, hay que incorporarla en el léxico diario. Es importante, además, que los pacientes se sientan acompañados por quienes atraviesan la misma situación, formar comunidad para darnos aliento entre todos”, indicó.

Según relató Claudia, uno de los objetivos de VICARE es generar información propia sobre la enfermedad a partir del relato y la experiencia de los propios pacientes. “Para esto usamos las redes sociales, como Youtube; de esta forma las personas reciben información de la mano del propio paciente, también, gracias a la ayuda que recibimos hacemos talleres y actividades artísticas, concursos, olimpíadas, charlas a la comunidad y gestiones de ayuda a aquellos pacientes que tienen inconvenientes para conseguir la medicación o con las prestaciones de su cobertura médica. Hay que tener en cuenta que el paciente sigue con vida, trabaja, estudia y se divierte; esto no hay que olvidarlo”, concluyó.

Comentarios