Vida saludable

Control de ira: sigue estos consejos para frenar el enojo

viernes, 17 de junio de 2022 · 13:34

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el enojo y la irritabilidad son emociones que frecuentemente aparecen por el estrés. “La pérdida de control y de predictibilidad, o la preocupación por no poder satisfacer las necesidades básicas pueden contribuir a los sentimientos de enojo. Algunas veces, los sentimientos de tristeza y ansiedad se expresan como enojo”. 

Al sentir ira, la presión arterial y el ritmo cardíaco se incrementan. Algunos niveles hormonales se aumentan y causan un estallido de energía, la cual nos lleva a reaccionar agresivamente, explicó MedlinePlus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Hay muchas personas que son propensas a la ira. Estar enojado la gran mayoría del tiempo provoca conflictos con el entorno. “También puede ser malo para su corazón y provocar problemas estomacales, dificultades para dormir y dolores de cabeza”, apuntó MedlinePlus. 

La biblioteca menciona los síntomas de una persona que puede necesitar ayuda para controlar su ira:

“A menudo se involucra en discusiones que se salen de control.
Se torna violento o rompe cosas cuando siente ira.
Amenaza a otros cuando siente ira.
Ha sido arrestado o encarcelado a causa de su ira”.
Por su parte, los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señalan seis consejos para aprender a controlar el enojo:

1. Pensar antes de hablar
Cuando se tiene ira, es normal decir muchas cosas, que luego cuando se esté calmado, se puede arrepentir. Por eso, antes de decir algo, se recomienda tomarse unos minutos y ordenar los pensamientos. Durante ese tiempo, las otras personas involucradas también podrán hacerlo. 

2. Expresar la ira

Luego de tomarse un tiempo para pensar claramente, se puede expresar la ira asertivamente. Es importante comunicar las ideas sin herir a los demás.

3. Hacer ejercicio

Realizar actividad física puede ayudar a reducir el estrés, el cual puede estar asociado con el enojo. Salir a caminar, a tomar un poco de aire o practicar el deporte de preferencia. 

4. Reflexionar

Tomarse un momento para descansar y reflexionar. Estos pequeños tiempos ayudan a tranquilizarse y a manejar un momento de ira o enojo.

5. Identificar soluciones

En vez de concentrarse en el factor que causó la ira o el enojo, reflexionar sobre cuáles son las soluciones para el problema. Por ejemplo “te vuelve loco que la habitación de tu hijo esté desordenada? Cierra la puerta. ¿Tu pareja llega tarde a cenar todas las noches? Programa comidas más tarde en la noche o acuerda comer solo algunas veces a la semana”, explicó Mayo Clinic. 

6. Hacer declaraciones en primera persona y utilizar el humor

Para evitar mayores conflictos y que se incremente la tensión, se recomienda hablar en primera persona para hablar del problema. Por ejemplo utilizar: “me molesta que salgas sin avisarme” en lugar de “te vas cuando te da la gana”.

Al momento de sentirse enojado o con ira, utilizar el humor puede ayudar a afrontar el factor que desencadena el enojo. Aunque es una buena opción se debe tener en cuenta que se debe evitar “el sarcasmo, dado que puede herir los sentimientos y empeorar las cosas”, resalta Mayo Clinic. 

¿Cuándo llamar a un médico o pedir ayuda?

En caso de que se desee controlar la ira, se puede buscar asesoría médica o un psicólogo para aprender a lidiarla. Asimismo, en caso de presentar los siguientes síntomas, es importante consultar con un profesional: 

  • Sentir que la ira está fuera de control.
  • La ira está afectando las relaciones personales o el trabajo.
  • Se tiene preocupación por lastimarse o lastimar a otras personas.

 

Comentarios