Descubre las tres razas de perros más ladradoras

martes, 21 de junio de 2022 · 09:49

Los perros se manifiestan a través de distintas vías y el ladrillo constituye la más frecuente. Si bien esto es una necesidad innata para ellos, para sus dueños puede ser algo molesto, por lo que resulta fundamental, en primera instancia, saber por qué lo hacen. Además, es menester conocer cuáles son las razas de perros que más ladran para que lo tengas en cuenta al momento de adoptar estas mascotas, especialmente si tenés oídos sensibles.

Un estudio reciente determinó que una de las mascotas que más ladran es el Chihuahua, un can que sí o sí debe ser adiestrado correctamente para evitar esta situación. Además, otro de los perros que entran en este listado es el Yorkshire Terrier, un tipo de animal sobreprotector que ladrada cada vez que nota algo extraño.

La tercera de las razas de perros que mayor ruido hacen al comunicarse es el Caniche MiniToy, un can pequeño y gritón que también requiere de cuidados especiales y una educación específica para evitar que esto suceda con frecuencia. Aunque, como también sucede con los otros perros, es importante conocer si ladran por instinto o por algún otro problema de salud.

Cuando los perros ladran lo hacen es para comunicarse tanto con otros canes como con humanos. Con el entrenamiento adecuado se pueden modificar ciertos hábitos pero siempre seguirá ladrando, de mayor o menor medida. Inclusive, de acuerdo a especialistas en mascotas, el ladrido es necesario en un cachorro. Cuando un cachorro descubre su ladrido lo utiliza como medio de comunicación. Es por ello que no se debe caer en el error de intentar prohibir todos los ladridos de los perros, pero sí intentar silenciar aquellos innecesarios.

Y en lo que respecta al comportamiento de las mascotas de este tipo, más allá de las razas de perros de las que hablemos, podemos tomar algunas medidas. Por ejemplo, si estamos jugando con nuestros perros y ellos empiezan a ladrar de forma compulsiva, debemos parar el juego. Otro caso es que si cada vez que llaman al timbre ladra, tendremos que trabajar la orden de quieto con ayuda de un premio, de forma que se enfoque en el premio y no en la persona que está en la puerta.

 

Comentarios