Vida saludable

La vitamina que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad

martes, 24 de enero de 2023 · 17:40

Nuestro cuerpo necesita una cantidad particular de minerales y vitaminas para funcionar. Estos actúan en todos los procesos de nuestro cuerpo. Por ejemplo, la vitamina B es la responsable de mantener el buen funcionamiento del sistema nervioso, ya que se encarga de crear los neurotransmisores que regulan las emociones, como la serotonina, la dopamina y el ácido gamma-aminobutírico. En este grupo de vitaminas se ha encontrado recientemente una cuyas propiedades no se conocían, la vitamina B6, muy presente en nuestro día a día y con numerosos beneficios.

Los beneficios de la vitamina B6

La vitamina B6 se encuentra en multitud de alimentos como frutas y verduras, pollo, carne de cerdo o pescado. Ahora, un estudio, realizado en la Universidad de Reading en Reino Unido, ha demostrado que tomar suplementos de esta vitamina tiene un efecto positivo en el estado de ánimo. La B6 reduce la ansiedad y el estrés si se ingiere en grandes cantidades, es decir, la dosis de vitamina B6 que se encuentra en los alimentos no es suficiente para reducir la ansiedad. Para esto es recomendable tomar suplementos bajo control médico. La suplementación con esta vitamina mejoraría nuestro ánimo de manera natural.

Los beneficios de esta vitamina están muy relacionados con la actividad cerebral, por ello la vitamina B6 puede disminuir los altos niveles de homocisteína en sangre, que aumentan el riesgo de Alzheimer. Igualmente, esta vitamina ayuda a prevenir la obstrucción de las arterias y minimizar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Junto a la vitamina B6, existe otra que reduce notablemente nuestros niveles de depresión, la vitamina D. En 2019, se publicó un estudio en 'National Library of Medicine', que exponía que bajos niveles de vitamina D están asociados con la ansiedad y la depresión. La recepción de esta vitamina es bastante rápida, tan solo 10-15 minutos de luz solar tres veces a la semana sería suficiente para obtener la cantidad recomendada de vitamina D (15 mcg o 600 UI al día). Además, alimentos como el pescado azul, el salmón o la caballa tienen grandes cantidades de esta vitamina.

Estas son las principales causas del estrés

1. Factores económicos. El dinero es necesario para vivir, así que si no se tienen suficientes ingresos, puede ser un gran quebradero de cabeza.

2. Sobrecarga de trabajo. Ante estas situaciones, lo mejor es hablar con tu superior. Y si eres el jefe, aprender a delegar.

3. Falta de satisfacción laboral. Sentirse cómodo en el trabajo y tener la oportunidad de hacer lo que te gusta es algo que cada vez menos empleados pueden hacer, por desgracia.

4. Relaciones personales. Todos necesitamos sociabilizar, y cuando las cosas no salen bien con las personas de nuestro alrededor, es normal que nos afecte.

5. Atención a la familia. El primer núcleo con el que tenemos contacto en nuestra vida, normalmente suele acompañarnos hasta el final. Es normal querer atenderles como es debido. Sobre todo cuando los abuelos o padres se hacen mayores y quieres recompensarles por todo lo que han hecho por ti.

6. Presión en vacaciones. Las vacaciones supuestamente son para disfrutar, pero mucha gente no se lo toma así. Es más, hay personas que sienten estrés por no estar trabajando. Otras simplemente se ponen nerviosas por salir de su “zona de confort”.

7. No decir nunca “no”. Grave error que puede traerte consecuencias. Aprender a decir “no” es mucho más importante de lo que algunos creen.

8. No tener tiempo libre. ¿Quién puede permitirse el lujo de no tener tiempo libre para disfrutar y no estar estresado? Muy necesario, o terminarás volviéndote loco.

9. Obsesionarse con la perfección. Es comprensible que existan personas que quieran que todo salga perfecto, el problema es que la perfección no existe. Si intentar lograrlo se convierte en una obsesión… Problema.

10. Falta de interés. Este síntoma normalmente afecta a personas que no encuentran nada que les motive. Por eso la búsqueda de nuestros sueños nunca debe cesar.

11. Desorden y confusión. Sentirse confundido es un sentimiento que todas las personas viven alguna vez, e incluso tener “desordenada” la cabeza es más común de lo que creemos. Lo que ocurre es que pocas personas lo comparten.

Comentarios