Ante la llegada de las altas temperaturas

Cómo evitar un golpe de calor: las medidas de prevención

Se anticipa una semana con temperaturas por encima de los 30º en gran parte del país.
domingo, 26 de noviembre de 2023 · 10:46

Con la llegada de las altas temperaturas, es fundamental tomar precauciones para evitar sufrir un golpe de calor, una condición que puede ser grave e incluso poner en riesgo la vida de las personas. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para prevenir esta situación y disfrutar de la temporada estival de forma segura.

Hidratación constante: el agua es nuestra mejor aliada. Es esencial mantenernos bien hidratados durante todo el día, incluso si no sentimos sed. Es recomendable beber al menos 2 litros de agua diariamente y evitar el consumo excesivo de alcohol y bebidas azucaradas, ya que pueden deshidratarnos aún más.

Evitar la exposición al sol en horas pico: si es posible, trata de evitar salir a la calle durante las horas más intensas de radiación solar, que suelen ser entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m. En caso de tener que salir, utiliza ropa ligera y protector solar, así como también un sombrero o gorra para proteger tu cabeza del sol.

Buscar espacios frescos: durante el verano, intenta pasar tiempo en lugares frescos y ventilados como centros comerciales, bibliotecas o las casas de amigos y familiares que cuenten con aire acondicionado. Esto reducirá la exposición al calor y ayudará a mantener tu temperatura corporal estable.

Descansar adecuadamente: el descanso es fundamental para el buen funcionamiento del organismo. Durante los días calurosos, es aconsejable evitar actividades extenuantes y procurar descansar lo suficiente, especialmente en las horas de mayor calor.

Alimentación balanceada y ligera: durante el verano, es importante consumir comidas ligeras y frescas, ricas en frutas, verduras y proteínas magras. Evita las comidas pesadas y grasas, ya que pueden dificultar el proceso de digestión y aumentar la sensación de cansancio en épocas de calor intenso.

Prestar atención a los grupos más vulnerables: los niños, los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas son más susceptibles a sufrir un golpe de calor. Es fundamental prestar especial atención a estos grupos y asegurarse de que se hidraten adecuadamente y se mantengan frescos durante todo el día.

Conocer los síntomas y actuar rápidamente: es importante saber reconocer los signos de un golpe de calor, que incluyen mareos, fatiga, piel caliente y seca, dolor de cabeza intenso, confusión y pérdida de la conciencia. Si alguna persona presenta estos síntomas, se debe actuar rápidamente buscando ayuda médica y tratando de refrescarla y ofrecerle líquidos hasta que llegue la asistencia profesional.

Comentarios