Salud

Siete mitos sobre la hipertensión arterial que debes desterrar

martes, 26 de septiembre de 2023 · 08:50

La hipertensión arterial, comúnmente conocida como presión arterial alta, es una afección médica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por la elevación persistente de la presión sanguínea en las arterias, lo que puede tener graves implicaciones para la salud si no se controla adecuadamente. A pesar de su prevalencia, la hipertensión a menudo está rodeada de mitos y conceptos erróneos que pueden llevar a la falta de comprensión y a un manejo inadecuado de esta condición.

En esta exploración, desmitificaremos algunos de los conceptos erróneos más comunes relacionados con la hipertensión arterial. Examinaremos la verdadera naturaleza de esta afección, sus factores de riesgo, las estrategias de prevención y control, y destacaremos la importancia de la atención médica en su gestión. Al comprender y desafiar estos mitos, podremos tomar medidas más efectivas para abordar la hipertensión y reducir el riesgo de complicaciones graves para la salud.

Solo afecta a personas mayores

La hipertensión puede afectar a personas de todas las edades, incluyendo a niños y adultos jóvenes. La edad es un factor de riesgo, pero no es el único. Factores como la genética, el estilo de vida y las condiciones médicas subyacentes pueden contribuir a la hipertensión en personas más jóvenes.

No es una afección grave

La hipertensión no tratada puede ser extremadamente peligrosa. Puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud graves. El control y la gestión adecuados son esenciales.

Si no tienes síntomas, no tienes hipertensión

La hipertensión a menudo se llama "el asesino silencioso" porque en sus primeras etapas, es posible que no cause síntomas evidentes. Es crucial hacerse revisiones médicas regulares para detectarla, ya que el daño a los órganos puede estar ocurriendo sin que lo notes.

La sal es la única culpable

Aunque la ingesta excesiva de sal puede contribuir a la hipertensión en algunas personas, no es el único factor. La genética, la obesidad, la falta de actividad física, el consumo de alcohol y otros factores de estilo de vida también juegan un papel importante.

Puedes controlarla solo con la dieta

Una dieta saludable es importante para controlar la hipertensión, pero a menudo se necesita medicación para mantenerla dentro de un rango seguro. No debes depender únicamente de la dieta y el ejercicio si tienes hipertensión, sino trabajar en conjunto con tu médico.

La hipertensión es hereditaria, por lo que no puedes hacer nada al respecto

Si bien la genética puede influir en tu riesgo de desarrollar hipertensión, también puedes tomar medidas para reducir ese riesgo. Adoptar un estilo de vida saludable, como mantener un peso adecuado y hacer ejercicio regularmente, puede ayudar a contrarrestar la influencia genética.

La medicación para la hipertensión es adictiva

La mayoría de los medicamentos para la hipertensión no son adictivos. De hecho, son esenciales para controlar la presión arterial y reducir el riesgo de complicaciones graves. Si tienes preocupaciones sobre tu medicación, debes discutirlas con tu médico, quien puede ajustar tu tratamiento según sea necesario.

 

Comentarios