jardinería

Conocé los secretos para que tus plantas estén siempre resplandecientes

sábado, 17 de febrero de 2024 · 10:21

Las plantas no solo añaden vida, color y calidez a cualquier espacio, sino que también decoran de manera perfecta tanto el hogar como la oficina. Por esta razón, es esencial conocer los cuidados básicos necesarios para asegurar su salud y un desarrollo robusto.

Las plantas siempre son bienvenidas debido a que aportan una sensación de bienestar y energía positiva. Sin embargo, en ocasiones pueden marchitarse o no crecer como se espera.

Ya sea que estés iniciándote en el mundo de las plantas o que ya tengas varias en tu hogar pero desees repasar sus cuidados básicos, toma nota de los siguientes consejos.

Los 9 cuidados esenciales para mantener tus plantas saludables y hermosas

Elección de la maceta adecuada: 

Asegúrate de que tenga agujeros de drenaje para evitar el exceso de agua y el encharcamiento, ya que esto podría provocar la pudrición de las raíces. En cuanto al tamaño, elige una maceta dos puntos mayor que la original para proporcionar suficiente espacio a las raíces.

Sustrato de calidad: 

La variedad de sustrato dependerá del tipo de planta. Consulta en el vivero qué sustrato necesita tu planta para obtener los nutrientes adecuados. Esto también aplica si estás considerando cambiar el sustrato de una planta que ya tienes.

Riego adecuado: 

Es fundamental conocer las necesidades de riego de cada planta. Evita el riego excesivo para prevenir la pudrición de las raíces. Por otro lado, la falta de riego puede hacer que la planta se marchite.

Luz y ubicación: 

La necesidad de luz varía según el tipo de planta. Algunas requieren luz directa, mientras que otras prefieren luz indirecta para evitar que las hojas se quemen. Rotar las macetas ocasionalmente y exponerlas al aire fresco favorece su renovación.

Fertilización:

Con el tiempo, el sustrato pierde nutrientes, por lo que es crucial proporcionar un suplemento durante el riego. Puedes obtener fertilizantes en el vivero.

Trasplante: 

Cuando notes que la planta ha crecido considerablemente, trasládala a una maceta de mayor tamaño. Un indicador es observar raíces que salen por los agujeros de drenaje o si ha pasado mucho tiempo sin que crezca. Generalmente, se recomienda el trasplante cada dos años.

Poda y mantenimiento: 

Retira las hojas secas o dañadas, así como las flores marchitas. Esto permite que la energía de la planta se concentre en el crecimiento de nuevas hojas y flores.

Control de plagas y enfermedades: 

Observa y controla regularmente tus plantas para detectar posibles signos de infección. Presta especial atención al reverso de las hojas, donde suelen aparecer plagas. Actúa con rapidez si detectas algún problema para evitar complicaciones.

Humedad: 

Las plantas tropicales de interior necesitan niveles altos de humedad para crecer y florecer. Puedes aumentar la humedad colocando bandejas con agua cerca o rociando regularmente las hojas.

Comentarios