Budín de Pan, económico y fácil de hacer

lunes, 19 de febrero de 2024 · 02:41

El budín de pan es un postre tradicional y reconfortante, perfecto para cualquier ocasión. Aprovecha los restos de pan para transformarlos en un delicioso manjar. Aquí te presentamos una receta fácil y rápida para hacer un budín de pan suave por dentro y crujiente por fuera.

 

Ingredientes:

 

500 gramos de pan del día anterior

4 huevos grandes

750 ml de leche

200 gramos de azúcar

1 cucharadita de esencia de vainilla

100 gramos de pasas (opcional)

1 cucharadita de canela en polvo (opcional)

Manteca (para engrasar el molde)

Azúcar glas para decorar (opcional)

 

Preparación:

 

Preparar el Pan: Corta el pan en trozos pequeños o desmenúzalo con las manos. Si prefieres una textura más suave, puedes remojar el pan en un poco de leche antes de mezclarlo con los demás ingredientes.

Mezclar los Ingredientes Líquidos: En un bol grande, bate los huevos, añade la leche, el azúcar, y la esencia de vainilla. Mezcla bien hasta que el azúcar se disuelva completamente.

Combinar: Incorpora el pan al bol con la mezcla de huevos y leche. Añade las pasas y la canela en polvo si decides usarlas. Deja que el pan absorba bien los líquidos durante unos 10 minutos, removiendo ocasionalmente.

Preparar el Molde: Mientras el pan se está empapando, precalienta el horno a 180°C (350°F) y engrasa un molde para horno con manteca.

Hornear: Vierte la mezcla en el molde preparado y alisa la superficie con una espátula. Hornea durante 45-50 minutos o hasta que el budín esté dorado y firme al tacto. Puedes comprobar si está listo insertando un palillo en el centro; si sale limpio, el budín está listo.

Servir: Deja enfriar el budín de pan unos minutos antes de desmoldarlo. Sirve tibio o a temperatura ambiente, espolvoreado con azúcar impalpable si lo deseas.

 

Consejos para un Budín de Pan Perfecto:

 

Varía los Sabores: Experimenta agregando diferentes ingredientes a tu budín de pan, como chocolate picado, nueces, o incluso trozos de fruta.

Aprovecha el Pan Viejo: Esta receta es ideal para usar ese pan que ya no está fresco. Cuanto más seco esté el pan, mejor absorberá los líquidos, dando como resultado un budín más rico.

Personaliza la Textura: Para un budín más denso y húmedo, aumenta la cantidad de leche; para uno más firme, reduce la leche y usa menos pan.

Comentarios