Crema Pastelera: una receta fácil y deliciosa

jueves, 29 de febrero de 2024 · 01:59

La crema pastelera es un clásico relleno dulce que se utiliza en una gran variedad de postres, desde pasteles y tartas hasta éclairs y hojaldres. Su textura suave y su sabor dulce y versátil hacen que sea una opción favorita para los amantes de la repostería. Aunque puede parecer intimidante al principio, hacer crema pastelera es en realidad bastante sencillo. En este artículo, te guiaremos paso a paso a través del proceso para que puedas preparar esta deliciosa crema en tu propia cocina.

 

Ingredientes:

 

500 ml de leche entera

4 yemas de huevo

100 g de azúcar

40 g de maicena

1 vaina de vainilla (o 2 cucharaditas de extracto de vainilla)

 

Pasos a seguir:

 

Preparación Inicial: Comienza calentando la leche en una cacerola a fuego medio. Si estás utilizando una vaina de vainilla, córtala por la mitad a lo largo y raspa las semillas; añade tanto las semillas como la vaina a la leche. En caso de optar por el extracto de vainilla, lo añadiremos más adelante. Lleva la leche casi a ebullición, pero sin dejar que hierva.

Mezclar Yemas y Azúcar: Mientras la leche se calienta, en un bol aparte, bate las yemas de huevo con el azúcar hasta que la mezcla se vuelva pálida y cremosa. Esto tomará unos minutos. Asegúrate de que el azúcar se disuelva completamente.

Incorporar la Maicena: Una vez que las yemas y el azúcar estén bien mezcladas, añade la maicena y sigue batiendo hasta que todo esté perfectamente incorporado y la mezcla sea suave.

Combinar con la Leche: Cuando la leche esté caliente (casi hirviendo), retira la vaina de vainilla si la has usado. A continuación, vierte una pequeña cantidad de leche sobre la mezcla de yemas, azúcar y maicena, batiendo constantemente para temperar los huevos. Sigue añadiendo la leche gradualmente, asegurándote de mezclar bien para evitar que los huevos se cocinen de forma desigual.

Cocinar la Crema: Vierte la mezcla de vuelta en la cacerola y cocina a fuego medio-bajo, sin dejar de remover con una cuchara de madera o una espátula. Es crucial mantener el movimiento para evitar que la crema se pegue o se formen grumos. Cocina hasta que la mezcla espese y pueda cubrir el dorso de una cuchara, lo que suele tomar unos minutos.

Enfriar y Aromatizar: Una vez espesada, retira la crema del fuego. Si no has usado vaina de vainilla, ahora es el momento de añadir el extracto de vainilla y mezclar bien. Para evitar que se forme una piel en la superficie mientras se enfría, puedes cubrir la crema con film plástico, asegurándote de que el plástico toque directamente la superficie de la crema.

Refrigerar: Deja que la crema pastelera se enfríe a temperatura ambiente antes de refrigerarla. Esto ayudará a que se asiente y adquiera la consistencia perfecta. Una vez fría, está lista para usar en tu postre favorito.

 

Consejos adicionales:

 

Para una crema más ligera: Algunas recetas sugieren añadir un poco de mantequilla (unos 20 g) a la crema pastelera una vez retirada del fuego. Esto le dará un brillo bonito y una textura aún más suave.

Almacenamiento: La crema pastelera puede almacenarse en el refrigerador por hasta 3 días. Asegúrate de cubrirla adecuadamente para evitar que absorba olores de otros alimentos.

Comentarios