Budín Marmolado: un clásico irresistible

domingo, 4 de febrero de 2024 · 03:27

El budín marmolado es una deliciosa variante del tradicional budín que combina de manera magistral los sabores del chocolate y la vainilla, creando un patrón de mármol único en cada rebanada. Ideal para acompañar el té de la tarde o como postre después de una comida, este budín no solo es un deleite para el paladar, sino también un placer visual.

 

Ingredientes:

 

200 g de manteca a temperatura ambiente

200 g de azúcar

4 huevos grandes

200 g de harina de trigo

1 cucharadita de polvo de hornear

2 cucharaditas de esencia de vainilla

2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar

3 cucharadas de leche

 

Instrucciones:

 

Preparación previa: Precalienta el horno a 180°C (350°F). Engrasa y enharina un molde para budín o cúbrelo con papel manteca para evitar que se pegue.

Batir la manteca y el azúcar: En un bol grande, bate la manteca con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y suave. Esto tomará alrededor de 3 a 5 minutos con una batidora eléctrica a velocidad media.

Agregar los huevos: Incorpora los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición. Asegúrate de que cada huevo esté completamente integrado antes de agregar el siguiente.

Incorporar los ingredientes secos: Tamiza la harina y el polvo de hornear juntos. Añade estos ingredientes secos a la mezcla de mantequilla, azúcar y huevos, batiendo a velocidad baja hasta que estén bien combinados. Agrega la esencia de vainilla y mezcla bien.

Dividir la masa: Divide la masa en dos partes iguales. En una de ellas, agrega el cacao en polvo y la leche, mezclando hasta obtener una masa homogénea de color chocolate.

Crear el efecto marmolado: Vierte las masas en el molde preparado, alternando cucharadas de masa de vainilla con masa de chocolate. Utiliza un cuchillo o un palito para mezclar ligeramente las masas en movimientos espirales, creando el efecto marmolado.

Hornear: Lleva al horno y hornea durante 45-55 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro, este salga limpio.

Enfriar y desmoldar: Deja enfriar el budín en el molde sobre una rejilla durante 10 minutos. Luego, desmolda y deja enfriar completamente sobre la rejilla.

Servir: Una vez frío, corta en rebanadas y sirve. Puedes espolvorear con azúcar impalpable para decorar, si lo deseas.

 

Consejos para un Budín Perfecto:

 

Asegúrate de que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente para facilitar su mezcla.

No sobre mezcles la masa una vez añadida la harina, para evitar un budín demasiado denso.

El efecto marmolado es más impactante si no se mezcla demasiado las masas de vainilla y chocolate.

Comentarios