Mascotas

¿Por qué a los perros les caen mal algunas personas?

domingo, 10 de marzo de 2024 · 09:20

Seguro que en alguna ocasión has visto cómo tu perro ladraba a una persona que no conocía de nada mientras paseas por la calle o a alguna visita en casa. Personas que tal vez nunca han tenido contacto con tu perro pero que no les cae bien.

Podemos pensar que nuestro perro no está bien educado o que está confundiendo a esa persona a la que ladra, con otra que conoce y no le cae bien. Pero lo cierto es que no es así, sencillamente hay personas que no le van a caer bien a tu perro, por determinados motivos que vamos a repasar a continuación.

Mi perro ladra a amigos, visitas e incluso a desconocidos ¿Por qué?

Existen muchos factores que pueden hacer que un perro detecte y clasifique a una persona cómo un peligro potencial. Por eso, nunca debemos corregir a nuestro perro ante este tipo de situaciones, ya que es su instinto el que está avisando a esa persona para que no se acerque. Ya que desconfía de ella.

Causas por las que a un perro no le caen bien determinadas personas

De entre todas las causas que vamos a ver, el olfato el oído y la vista son los principales sentidos que usará nuestro perro para determinar si una persona es o no es de confianza. Por ese orden, ya que el olor es lo primero que detectará nuestro can cuando una persona se acerca.

Olor desconocido, asociado o intenso

Los perros saben cómo olemos los humanos, por eso cuando se acerca una persona con un olor extraño, que no huela a humano, nuestro perro se pondrá en alerta al no poder identificarlo. Tras la alerta, identificará a esa persona cómo un posible peligro, por lo que ladrará o se pondrá tenso ante su presencia, en alerta.

Un olor a colonia demasiado intenso puede camuflar el olor normal de una persona, haciendo que nuestro perro reaccione mal. Las feromonas que emiten los humanos cuando están alterados, nerviosos o con miedo, son también detectables por los perros, los cuáles las interpretarán cómo una señal de alarma.

El olor a otro perro o animal puede ser también el causante de que nuestro perro se muestre arisco. Sobre todo, si ese otro perro no es muy amigo del nuestro. Los perros asocian rápidamente el olor de sus enemigos caninos, los cuáles marcan sus orines en el parque por ejemplo.

Un humano nervioso o asustado, puede ser peligroso. Así piensan los perros y por eso cuando huelen las feromonas de alguien excitado, nervioso o asustado, reaccionan poniéndose en alerta.

Si nuestro perro ha padecido maltrato o abandono en el pasado, es posible que tenga asociados determinados olores a esas situaciones de estrés. Si una persona tiene esos olores concretos, el animal recordará el trauma y se pondrá en alerta también.

Un estudio de la Universidad de Emory, analizó a varios canes con resonancia magnética mientras percibían el olor de sus cuidadores, sus humanos, su familia. Se demostró que dichos olores activaban la parte de placer de cerebro. Así que los perros pueden identificar y clasificar inmediatamente a una persona en base a su olor, sobre todo, si huele cómo su familia.

Comportamiento antinatural y/o brusco

Imagina a un humano corriendo hacía un perro con los brazos abiertos, gritando su nombre, enseñando los dientes y mirando al perro a los ojos… es algo bastante común en realidad, se trata de una persona que quiere saludar a un perrito. Imagina lo mismo al contrario, un perro que corre hacía ti mirándote a los ojos y enseñando los dientes… seguro que piensas que quiere morderte, que se trata de un perro peligroso.

La mayoría de humanos no saben comportarse ante la presencia de un perro, intentan acariciarlos sin conocerlos de nada, los miran fijamente a los ojos (una señal de reto en el lenguaje canino), les sonríen y con ello les enseñan los dientes (una señal de agresividad), etc… Por eso son muchos los perros que cuando ven a una persona con este tipo de comportamientos bruscos, huyen o se muestran agresivos hacia ella.

Ver cómo una persona desconocida interactúa con su dueño, con su humano, también puede hacer saltar sus alarmas. Si un desconocido se muestra brusco o nervioso con su humano, el perro sabrá que algo no va bien y le ladrará o se mostrará agresivo con él. Es algo completamente natural, ya que el perro siempre defenderá a su familia.

Aspecto extraño

Aunque la vista no es el principal sentido de un perro, con una cantidad de luz adecuada (de día), pueden identificar a un humano sin problema. Además, también usará su olfato para saber que efectivamente es un humano.

Pero ¿Qué pasa cuando algo huele a humano pero no parece un humano?. Esto hará saltar la señal de alarma de nuestro perro, que no sabrá exactamente que está pasando y preferirá mantenerse alerta. Por ejemplo, una persona con sombrero y una gran barba, puede resultar realmente extraña para nuestro perro.

Una persona disfrazada por carnaval o Halloween, también será muy extraña para el animal, que o bien sentirá miedo o bien se mostrará alerta o agresivo. Lo mismo sucede con los niños.

Un niño es en realidad un humano muy pequeño. Son muchos los perros que están acostumbrados a los niños y no los identifican cómo un peligro. Pero hay otros que no tiene niños en su entorno familiar y cuando ven alguno paseando por la calle, no saben exactamente qué es. Un humano tan pequeño ¿es realmente un humano?.

Conclusión

A los perros no les caen mal las personas sin motivo alguno. Siempre hay una relación que activa su señal de alarma y por eso pueden mostrarse ariscos o agresivos ante determinadas personas. Que pueden ser personas desconocida o conocidas, amigos, familiares o vecinos.

 

Comentarios