Mascotas

Cómo afectan las tormentas a perros y gatos y cómo brindarles apoyo

Las tormentas, con su estruendo y relámpagos, pueden desencadenar diversas reacciones en nuestras mascotas.
miércoles, 13 de marzo de 2024 · 12:48

Tanto perros como gatos, sensibles a los cambios climáticos, pueden experimentar ansiedad y temor durante estas condiciones atmosféricas. Descubramos cómo las tormentas afectan a nuestros fieles compañeros y cómo podemos proporcionarles el apoyo necesario para que se sientan seguros.

1. Perros: ansiedad y estrés:

Muchos perros experimentan ansiedad durante las tormentas debido al ruido del trueno y los destellos de relámpagos. Los síntomas pueden incluir temblores, jadeo excesivo, ladridos nerviosos o la búsqueda de refugio en lugares seguros.

2. Gatos: escondites y comportamientos cautelosos:

Los gatos, conocidos por su agudeza sensorial, también pueden sentir el cambio en la atmósfera. Algunos gatos buscarán escondites seguros, mientras que otros pueden adoptar comportamientos más cautelosos, mostrando signos de inquietud.

3. Refugios y espacios seguros:

Proporcionar a nuestras mascotas un refugio seguro en casa puede marcar la diferencia. Crear un espacio acogedor con mantas y juguetes familiares les brinda un refugio reconfortante durante las tormentas.

4. Terapia de sonidos y música suave:

La terapia de sonidos, como música suave o ruido blanco, puede ayudar a enmascarar los sonidos de la tormenta y proporcionar un ambiente más tranquilo. Introducir estos elementos gradualmente puede acostumbrar a las mascotas a asociar los sonidos positivamente.

5. Precauciones para paseos y salidas:

Durante las tormentas, es aconsejable limitar las salidas al exterior. El sonido de la lluvia y el trueno puede aumentar la ansiedad de los perros. Si es necesario salir, usar una correa corta y brindarle consuelo extra puede ser beneficioso.

6. Contacto físico y reafirmación:

El contacto físico es un poderoso calmante. Acariciar y abrazar a nuestras mascotas durante las tormentas puede reafirmarles que están seguros y protegidos, fortaleciendo el vínculo entre dueño y mascota.

7. Consulta con un profesional:

Si la ansiedad de la mascota persiste o se vuelve severa, es recomendable buscar la orientación de un veterinario o un profesional de comportamiento animal. Pueden ofrecer estrategias personalizadas para abordar la ansiedad de manera efectiva.

Conclusión:

A medida que enfrentamos las complejidades de las tormentas, recordemos que nuestras mascotas también experimentan estos fenómenos de manera única. Brindarles apoyo emocional, crear un entorno seguro y buscar medidas adicionales, si es necesario, son pasos cruciales para ayudar a nuestras mascotas a enfrentar las tormentas con confianza y tranquilidad. En última instancia, el amor y la atención que les proporcionamos durante estos momentos fortalecen nuestro lazo con ellos, demostrando que, juntos, superamos cualquier tempestad.

Comentarios