Torta Rogel: un clásico de la repostería argentina

jueves, 28 de marzo de 2024 · 01:46

La Torta Rogel es un clásico de la repostería argentina, reconocida por sus delicadas capas de masa crujiente y su irresistible relleno de dulce de leche, coronada con un merengue suave y brillante.

 

Ingredientes

 

Para la masa:

300 g de harina

3 yemas de huevo

70 g de manteca (a temperatura ambiente)

1 cucharada de vinagre

1 cucharada de agua fría

Una pizca de sal

 

Para el relleno:

600 g de dulce de leche repostero

Para el merengue italiano:

4 claras de huevo

250 g de azúcar

100 ml de agua

 

Preparación

 

Paso 1: Preparación de la masa

En un bol grande, mezcla la harina y la sal. Añade la manteca y trabaja la mezcla con las manos hasta obtener una consistencia arenosa.

Agrega las yemas, el vinagre y el agua fría. Amasa suavemente hasta formar una bola.

Divide la masa en 6 o 7 porciones iguales y déjalas reposar en la nevera durante al menos 30 minutos.

Paso 2: Armado de las capas

Precalienta el horno a 180 °C.

Estira cada porción de masa en una superficie ligeramente enharinada hasta obtener un grosor de unos 2 mm.

Utiliza un plato o molde como guía para recortar círculos de masa.

Coloca los círculos de masa en una bandeja para horno previamente engrasada o cubierta con papel de hornear.

Hornea cada capa durante 5-7 minutos o hasta que estén ligeramente doradas. Deja enfriar.

Paso 3: Relleno y armado

Una vez frías, comienza a armar la torta alternando capas de masa con una generosa cantidad de dulce de leche.

Repite el proceso hasta terminar con todas las capas, finalizando con una capa de masa.

Paso 4: Preparación del merengue italiano

En una olla pequeña, combina el azúcar y el agua. Cocina a fuego medio hasta obtener un almíbar en punto de bola blanda (aproximadamente 118 °C).

Mientras tanto, bate las claras a punto nieve.

Sin dejar de batir, agrega el almíbar en forma de hilo a las claras montadas y continúa batiendo hasta que el merengue se enfríe y adquiera brillo.

Paso 5: Decoración final

Cubre la última capa de masa de la torta con el merengue italiano, formando picos con la ayuda de una espátula o manga pastelera.

Opcional: Para un toque dorado, puedes usar un soplete de cocina sobre el merengue.

 

Consejos Finales

 

Para un mejor manejo de las capas, puedes hornearlas un día antes del armado.

El dulce de leche repostero es más espeso que el tradicional, lo que ayuda a mantener la estructura de la torta.

El merengue italiano no solo es delicioso, sino que también protege la humedad de la torta, asegurando una experiencia gustativa completa.

Comentarios