Budín de Calabaza: un clásico reconfortante

viernes, 29 de marzo de 2024 · 01:32

El budín de calabaza es una delicia que combina la suavidad y el sabor dulce de la calabaza con la textura esponjosa de un bizcocho. Este postre es perfecto para cualquier época del año, pero brilla especialmente durante los meses más fríos, proporcionando un confort único con cada bocado.

 

Ingredientes:

 

400 g de puré de calabaza (puedes prepararlo horneando calabaza y triturándola)

250 g de harina de trigo

200 g de azúcar moreno

100 ml de aceite vegetal

2 huevos grandes

100 ml de leche

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

1 cucharadita de polvo de hornear

1 cucharadita de canela en polvo

½ cucharadita de jengibre en polvo

½ cucharadita de nuez moscada

Una pizca de sal

Azúcar glas para decorar (opcional)

 

Instrucciones de Preparación:

 

Paso 1: Preparar el puré de calabaza

Si aún no tienes puré de calabaza, puedes prepararlo fácilmente horneando trozos de calabaza hasta que estén tiernos y luego triturándolos en un procesador de alimentos hasta obtener una consistencia suave.

Paso 2: Mezclar los ingredientes secos

En un tazón grande, mezcla la harina, el bicarbonato de sodio, el polvo de hornear, la canela, el jengibre, la nuez moscada y la sal.

Asegúrate de que todos los ingredientes estén bien combinados y no queden grumos.

Paso 3: Combinar los ingredientes húmedos

En otro tazón, bate los huevos con el azúcar moreno hasta que la mezcla esté esponjosa.

Agrega el aceite vegetal, la leche y el puré de calabaza, mezclando hasta obtener una masa homogénea.

Paso 4: Unir las mezclas

Incorpora poco a poco los ingredientes secos a la mezcla húmeda, mezclando suavemente hasta que todo esté bien integrado.

Paso 5: Hornear el budín

Precalienta el horno a 180 °C.

Vierte la mezcla en un molde para budín previamente engrasado.

Hornea durante 50-60 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro, este salga limpio.

Deja enfriar el budín en el molde durante unos minutos antes de desmoldarlo.

Paso 6: Decorar y servir

Una vez el budín esté completamente frío, puedes espolvorear azúcar glas por encima para darle un toque final elegante.

Sirve y disfruta de este reconfortante postre.

 

Consejos para un Budín Perfecto:

 

Para un sabor más intenso, puedes añadir pasas o nueces picadas a la masa antes de hornear.

Asegúrate de que el puré de calabaza no esté demasiado líquido; de ser necesario, escúrrelo un poco para eliminar el exceso de agua.

Este budín se conserva bien a temperatura ambiente durante un par de días, pero si deseas prolongar su vida útil, guárdalo en el refrigerador.

Comentarios