Jardinería

Haworthia fasciata o planta cebra: cómo cuidar esta fascinante suculenta

sábado, 11 de mayo de 2024 · 11:39

La Haworthia fasciata es una planta suculenta perteneciente al género Haworthia. Es conocida comúnmente como "Haworthia zebra" debido a las rayas blancas que atraviesan sus hojas, que le dan una apariencia similar a las rayas de una cebra.

Esta pequeña y cautivadora suculenta es una verdadera joya originaria de Sudáfrica. La Haworthia fasciata ha ganado popularidad por su atractivo estético y su facilidad de cuidado, lo que la convierte en una opción popular para los amantes de las suculentas y plantas de interior.

Es una planta de crecimiento lento que prospera en condiciones de luz brillante pero indirecta y requiere un riego moderado.

La planta cebra se adapta bien a las temperaturas moderadas, necesita ambientes cálidos y con baja humedad ambiente. Para su ubicación, podés ponerla en un lugar con luz brillante, pero evitando la exposición directa al sol intenso, ya que puede causar quemaduras en las hojas.

Su cuidado es relativamente sencillo, siempre y cuando sigas algunas pautas básicas. Aquí tienes algunos consejos para cuidar de esta suculenta:

Luz: Coloca tu Haworthia en un lugar con luz brillante pero indirecta. Evita la luz solar directa, ya que puede quemar las hojas de la planta. Una ventana orientada al este o al oeste suele ser ideal.

Temperatura: Mantén la temperatura ambiente en el rango de 18-24°C. Evita exponer la planta a temperaturas por debajo de 10°C, ya que son sensibles al frío.

Suelo: Planta tu Haworthia en una mezcla de tierra para suculentas bien drenante. Puedes añadir perlita o arena gruesa para mejorar el drenaje si es necesario.

Riego: Las Haworthias son suculentas que almacenan agua en sus hojas, por lo que son resistentes a la sequía. Deja que la capa superior del sustrato se seque antes de volver a regar. Esto suele ser cada 2-4 semanas, dependiendo de las condiciones ambientales. Es mejor regar de forma moderada y asegurarte de que el agua no se acumule en el fondo de la maceta, ya que el exceso de humedad puede pudrir las raíces.

Humedad: Estas suculentas no requieren una alta humedad ambiental. La humedad promedio en el hogar suele ser suficiente.

Fertilización: Alimenta tu Haworthia con un fertilizante suculento equilibrado diluido una vez al mes durante la temporada de crecimiento (primavera y verano). No fertilices en invierno.

Maceta: Utiliza una maceta con agujeros de drenaje para evitar que el agua se acumule en la base de la maceta. Asegúrate de que la maceta sea lo suficientemente grande para permitir el crecimiento de la planta, pero no excesivamente grande, ya que las suculentas prefieren estar un poco apretadas en sus macetas.

Poda: Si la planta desarrolla hojas dañadas o marchitas, puedes recortarlas con tijeras limpias y afiladas para mantener su aspecto y salud.

Reproducción: Puedes cortar un esqueje con un cuchillo desinfectado y colocarlo en alguna maceta con sustrato. La temporada ideal para hacerlo es primavera y otoño.

Comentarios