Hogar y jardinería

Hacé crecer tu jardín: consejos para hacer esquejes de lavanda

Podrás disfrutar de nuevas plantas de lavanda en tu jardín o en macetas, y disfrutar de su aroma y beneficios.
viernes, 24 de mayo de 2024 · 08:06

La lavanda es una planta popular gracias a su fragante aroma y a sus múltiples usos en la aromaterapia y la jardinería. Una forma de propagar esta planta es a través de esquejes, una técnica sencilla y efectiva que permite obtener nuevas plantas rápidamente. A continuación, te compartimos algunos consejos para hacer esquejes de lavanda con éxito:

Elige plantas sanas: Para obtener esquejes de calidad, es importante seleccionar plantas maduras y sanas. Busca ramas que no estén floreciendo y que tengan un buen estado general.

Prepárate adecuadamente: Antes de comenzar con el proceso de esquejes, asegúrate de tener a la mano las herramientas necesarias, como tijeras de podar limpias y desinfectadas.

Corta los esquejes: Elige una rama lateral de la planta y córtala con un ángulo de 45 grados. Los esquejes deben medir alrededor de 10-15 cm de longitud.

Elimina las hojas inferiores: Retira las hojas inferiores de los esquejes para favorecer el enraizamiento y prevenir enfermedades.

Utiliza hormonas de enraizamiento: Para aumentar las probabilidades de éxito, puedes sumergir la base de los esquejes en una solución de hormonas de enraizamiento.

Planta los esquejes: Llena macetas con tierra para esquejes o un sustrato ligero y drena. Inserta los esquejes en la tierra y riega suavemente. Coloca los esquejes en un lugar luminoso pero no expuesto directamente al sol. Mantén la tierra húmeda pero no encharcada.

Paciencia y cuidado: Los esquejes de lavanda pueden tardar algunas semanas en enraizar. Mantén un cuidado constante y observa el progreso de las nuevas raíces.

Comentarios