Cheesecake: una delicia cremosa

martes, 11 de junio de 2024 · 00:10

El cheesecake, también conocido como pastel de queso, es uno de los postres más populares en todo el mundo. Con su textura cremosa y su base crujiente, este dulce es perfecto para cualquier ocasión. A continuación, te ofrecemos una receta sencilla y deliciosa para preparar un cheesecake clásico.

 

Ingredientes

 

Para la base:

200 gramos de galletas tipo Digestive o María

100 gramos de manteca derretida

 

Para el relleno:

600 gramos de queso crema

200 gramos de azúcar

200 ml de crema de leche (nata)

3 huevos

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 cucharada de harina

Para la cobertura (opcional):

Mermelada de frutos rojos

Frutas frescas (fresas, arándanos, frambuesas, etc.)

 

Preparación

 

Paso 1: Preparar la Base

Triturar las galletas: Coloca las galletas en una bolsa de plástico y tritúralas con un rodillo hasta que queden finamente molidas. También puedes usar un procesador de alimentos para facilitar el proceso.

Mezclar con manteca: En un bol, mezcla las galletas trituradas con la manteca derretida hasta obtener una masa homogénea.

Formar la base: Vierte la mezcla en un molde desmontable de unos 23 cm de diámetro. Presiona firmemente con el dorso de una cuchara para formar una base compacta. Refrigera mientras preparas el relleno.

 

Paso 2: Preparar el Relleno

Batir el queso crema: En un bol grande, bate el queso crema con el azúcar hasta obtener una mezcla suave y sin grumos.

Añadir los ingredientes líquidos: Incorpora la crema de leche, los huevos (uno a uno), y el extracto de vainilla. Mezcla bien después de cada adición.

Agregar la harina: Añade la harina tamizada y mezcla hasta integrar por completo.

 

Paso 3: Hornear el Cheesecake

Verter la mezcla: Saca el molde con la base de galleta del refrigerador y vierte el relleno de queso crema sobre la base.

Hornear: Precalienta el horno a 160°C (320°F) y hornea el cheesecake durante 50-60 minutos. El centro debe estar ligeramente tembloroso cuando muevas el molde.

Enfriar: Apaga el horno y deja el cheesecake dentro con la puerta entreabierta durante una hora para evitar que se agriete. Luego, refrigera al menos 4 horas, preferiblemente toda la noche.

 

Paso 4: Añadir la Cobertura (Opcional)

Mermelada: Calienta la mermelada de frutos rojos ligeramente para que sea más fácil de esparcir. Cubre el cheesecake con una capa uniforme de mermelada.

Frutas Frescas: Decora con frutas frescas a tu gusto justo antes de servir.

 

Consejos y Variaciones

 

Base de Galletas: Puedes usar galletas de chocolate para una base más intensa.

Queso Crema: Asegúrate de que el queso crema esté a temperatura ambiente para evitar grumos.

Cocción al Baño María: Para una textura aún más suave, hornea el cheesecake al baño María.

Más de

Comentarios