Un clásico italiano en tu cocina

Paso a paso: la mejor receta para preparar berenjenas a la parmesana

Esta receta de berenjenas a la parmesana es perfecta para cualquier ocasión, ya sea una cena familiar o una reunión especial.
martes, 11 de junio de 2024 · 13:33

Las berenjenas a la parmesana, conocidas en italiano como "Melanzane alla Parmigiana", son un plato clásico de la cocina italiana que combina la suavidad de la berenjena con la riqueza del queso y la salsa de tomate. Esta receta ha conquistado paladares en todo el mundo gracias a su sabor reconfortante y a su versatilidad. A continuación, te presentamos la mejor receta para preparar berenjenas a la parmesana, para que puedas disfrutar de este manjar en la comodidad de tu hogar.

Ingredientes:

2-3 berenjenas medianas
Sal
Harina para rebozar
2 huevos batidos
Pan rallado
Aceite de oliva virgen extra
2 tazas de salsa de tomate casera o comprada de buena calidad
2 tazas de queso mozzarella rallado
1 taza de queso parmesano rallado
Albahaca fresca
Pimienta negra recién molida

Instrucciones: 

Preparación de las Berenjenas:

-Lavar las berenjenas y cortarlas en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor.
-Colocar las rodajas de berenjena en un colador y espolvorear sal por ambos lados. Dejar reposar durante 30 minutos para que suelten el exceso de agua y el sabor amargo. Luego, enjuagarlas bien con agua fría y secarlas con papel de cocina.

Empanizar y freír:

Rebozar: Pasar las rodajas de berenjena primero por harina, luego por huevo batido y finalmente por pan rallado.
Freír: Calentar una buena cantidad de aceite de oliva en una sartén grande. Freír las rodajas de berenjena hasta que estén doradas y crujientes por ambos lados. Colocarlas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Montar el plato:

Precalentar el horno a 180°C.

Primera capa: En una fuente para horno, extender una capa fina de salsa de tomate en el fondo.
Capas de berenjena: Colocar una capa de rodajas de berenjena fritas sobre la salsa. Cubrir con más salsa de tomate, una capa de mozzarella rallada y una ligera capa de queso parmesano rallado. Añadir unas hojas de albahaca fresca.
Repetir: Repetir el proceso, capa por capa, hasta que hayas utilizado todas las rodajas de berenjena. La última capa debe ser de salsa de tomate, mozzarella y parmesano.

Hornear:

Hornear: Colocar la fuente en el horno precalentado y hornear durante unos 25-30 minutos, o hasta que el queso esté completamente derretido y dorado.
Gratinar: Si deseas una capa superior más dorada y crujiente, se puede dejar gratinar el queso los últimos 5 minutos.

Servir:

Reposar: Deja reposar el plato durante unos 10 minutos antes de servir para que los sabores se asienten y sea más fácil de cortar.
Presentación: Decora con algunas hojas de albahaca fresca y un poco de parmesano rallado adicional antes de servir.

Consejos adicionales:

Salsa casera: Si contas con el tiempo, podes preparar tu propia salsa de tomate casera con tomates frescos, ajo, cebolla y un toque de albahaca para un sabor más auténtico.
Variedad de quesos: Podes experimentar con diferentes tipos de quesos como el provolone o el pecorino para darle un giro único a la receta.
Versión ligera: Para una versión más ligera, podes hornear las rodajas de berenjena en lugar de freírlas. Simplemente, colocalas en una bandeja para hornear con un poco de aceite de oliva y hornealas hasta que estén doradas.


Con ingredientes frescos y técnicas simples, puedes crear un platillo delicioso y reconfortante que seguramente impresionará a tus invitados. ¡Buen provecho!

Comentarios