China: imprimieron en 3D la réplica de una cueva milenaria

domingo, 8 de noviembre de 2020 · 01:01

China. El deterioro de una superficie natural es algo inherente en su condición, pero cierto es que las aglomeraciones y el auge del turismo (al menos hasta que lo había) no le han hecho mucho bien, sino lo contrario. Para evitarlo en ocasiones se crean réplicas incluso de cuevas, como se hizo con Altamira, pero en China han ido algo más allá y han creado la primera cueva impresa con 3D del mundo.

Se trata de una réplica de las Grutas de Yungang. Un conjunto de cuevas y hornacinas budistas que datan del siglo V d.C. y que en 2001 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y que ahora podrá disfrutar más gente porque su réplica en impresión 3D es transportable.

 

 

Las Grutas de Yungang originales reciben este nombre por su ubicación, situadas en este distrito urbano que queda a unos 20 kilómetros de la ciudad-prefectura de Datong (China), capital ésta última de la dinastía Wei del norte (siglos II y III d.C.). Se empezaron a construir en el año 460 y se terminaron en torno al 494, que es cuando esta dinastía decidió trasladar la capital (a Luoyang).

En ese tiempo se logró tallar estatuas de Buda de entre 13 y 17 metros de altura, habiendo un total aproximado de 51.000 esculturas en las cuevas. Se considera una muestra de arte budista muy valiosa, de ahí que la UNESCO le diese esa denominación, pero como pasa con todo puede que no nos pille precisamente cerca y que visitarlo sea complicado.

Y eso hicieron, no con toda la extensión de las grutas, pero sí con algunas de las cuevas. Tirando de impresión 3D se reprodujo parte del conocido paraje que se estrenó el pasado mes de junio en la exhibición “Grace and Gradeur: Memories of Yungang Grottoes through a century” en el museo de arte y arqueología de la Universidad de Zhejiang (ZJUMAA).

Según el gobierno y algunos medios, es la primera cueva impresa en 3D, movible y a escala 1:1 del mundo. El ZJUMAA se encuentra a unos 1.500 kilómetros del yacimiento original, suponiendo ya la oportunidad de visitarlo a quien quizás la ubicación de las grutas le quede demasiado lejos.

Un trabajo que se inició en agosto de 2016, cuando se empezó a digitalizar la cueva número 12 buscando conservar al máximo la fidelidad. Explicaba Diao Changyu, director del Instituto de investigación del legado cultural, que hubo una gran cantidad de dificultades técnicas en torno a la recolección de datos y su procesamiento, así como a la hora de imprimir los bloques y colorearlos.

Hicieron un modelo 3D para reconstruir las reliquias tirando de un escaneo 3D con láser y fotogrametría. Para crear el modelo de la cueva 12 se recogieron un total de 55.680 fotografías.

Según Changyu, la precisión de la réplica es de 0,03 milímetros y el margen de error de la reproducción final es menor de 2 milímetros. Y en cuanto al color, el director asegura que la fidelidad es del 95% con respecto a lo que se ve en la original.

Se reprodujeron más de cien elementos, incluyendo esculturas, artesanía, componentes arquitectónicos y piedras talladas. Las cuevas elegidas son la 12 y la 14, siendo la primera conocida también como "la cueva de la música" al tener representados instrumentos musicales y bailarines (además de deidades y otros elementos).

Los bloques que conforman el conjunto son de 2 metros de longitud y en total se usaron unos 110 bloques. Pero según añadía Ning Bo, del Instituto de investigación de las grutas de Yungang Grottoes, el peso de cada uno es ligero por lo que en conjunto se alcanzan dos toneladas, con lo que pueden ser transportados en contenedores estándar (eso sí, necesitarían ocho de ésos).

Para lograr una textura realista, el equipo de arte recurrió a pigmentos minerales, tratando de recuperar los antiguos métodos de pintura en las cuevas. En total se reprodujo un área de 900 metros cuadrados y el trabajo duró ocho meses.

Dada la movilidad de la instalación, la intención es que esta réplica en 3D de las grutas de Yungang haga una gira mundial. Según Bo, montar el set de cuevas "sólo cuesta una semana", así que veremos si una vez se normaliza todo y recuperamos el poder volver a visitar sitios con normalidad estas cuevas en 3D llegan a estar cerca y podemos visitarlas. (Fuente: Xataka)

Comentarios