¿Qué comía Jesús?

Seguramente Jesús compartía la dieta del pueblo hebreo de su tiempo. Algunos de esos alimentos son nombrados en la Biblia, por ejemplo, sabemos que a Jesús le gustaba comer higos, según el relato de Marcos 11,12-13.
sábado, 19 de diciembre de 2020 · 19:20

¿Qué comía Jesús?

Seguramente Jesús compartía la dieta del pueblo hebreo de su tiempo. Algunos de esos alimentos son nombrados en la Biblia, por ejemplo, sabemos que a Jesús le gustaba comer higos, según el relato de Marcos 11,12-13.

12 Al día siguiente, cuando salieron de Betania, tuvo hambre.

13 Y viendo de lejos una higuera que tenía hojas, fue a ver si tal vez hallaba en ella algo; pero cuando llegó a ella, nada halló sino hojas, pues no era tiempo de higos;

Otros alimentos típicos eran:

Pan: El pan era fundamental en la dieta de Jesús y sus seguidores. Los pobres comían pan de cebada y los ricos de trigo. El pan de cebada se usó también en la milagrosa multiplicación de los panes en Juan 6,9;

Leche: La leche de vaca no era tradicional porque se cuajaba muy rápido. Era más común la leche de cabra y oveja. También producían queso

Pescado: dentro de estos las sardinas eran el tipo de pescado más común;

Miel: Según los evangelios, Juan el Bautista comía miel y  langostas. Jesús también probablemente comía miel. La miel se menciona unas 100 veces en la Biblia, principalmente en el Antiguo Testamento;

Cordero: el cordero habría sido una fuente de carne en el tiempo de Jesús, preparado como guiso o asado. En el Nuevo Testamento, Jesús es representado como el Cordero de Dios;

Aceitunas: las aceitunas y el aceite de oliva se mencionan a menudo en las Escrituras;

Vino: El vino aparece en los evangelios en las bodas de Caná, en la Última Cena, y en la metáfora de Jesús de que Él es la verdadera vid. Aunque se sabe que el vino del tiempo de Jesús y sus discípulos tendría un gusto muy diferente al vino actual, debido a su almacenamiento en toneles de madera o cerámica.

Granos: Se utilizaban como aderezos. Triturados en forma gruesa daban sémola que servía para hacer papilla. Se usaban en las guerras o durante viajes prolongados.

Verduras: Ocupaban un lugar destacado en la alimentación popular. Las más comunes eran las habas, lentejas, pepinos, cebollas, lechuga y escarola.

Carnes: Estaba prohibido el consumo de animales que no fueran desangrados. Era un alimento de lujo, entre los más humildes se mataba solo un animal para hacer comida en fiestas familiares. Se comían palomas ya que eran muy baratas. Las clases adineradas consumían ciervos, gacelas, perdices, codornices y pavo real.

Langosta: Era uno de los alimentos más sorprendentes de la época. Se comían cocidas rápidamente en agua y sal obteniendo un sabor similar al langostino.  

Frutas: Los melones, los higos, las uvas, las granadas y las bayas de sicómoro figuraban a menudo en las mesas familiares.

 

Más de

Comentarios