¿Cómo se convirtió en el multimillonario más joven del mundo?

miércoles, 9 de diciembre de 2020 · 00:26

EE.UU. Desde hace tiempo, varios conocedores del mundo tecnológico le tenían el ojo puesto a este joven. A sus 25 años, Austin Rusell es considerado la promesa de la naciente industria automotriz de vehículos autónomos.

Con apenas 17 años fundó su compañía Luminar Technologies, una empresa especializada en el desarrollo de la tecnología para la industria de los vehículos autónomos.

Su interés por este tipo de tecnología empezó cuando a los 15 años empezó a trabajar en una compañía que utilizaba láseres para medir la distancia entre objetos. Al poco tiempo, abandonó la universidad de Stanford, como lo hicieron muchos otros genios de Silicon Valley, y buscó financiación para hacer realidad su propia compañía.

Luminar fue la primera empresa que volvió rentables comercialmente a los llamados sensores LiDAR, los cuales emiten pulsos láser para crear un mapa 3D alrededor de un vehículo.

Elon Musk había advertido que esto no era viable comercialmente por el alto costo de la tecnología, pero Rusell fue capaz de construir estos dispositivos y comercializarlos a un precio de aproximadamente 1.300 dólares por unidad. Logró algo que Musk consideraba imposible.

A decir verdad, la historia de Russel no es el resultado de la suerte, en realidad es un genio innato. Según cuentan varias de sus biografías, a los dos años ya se sabía la tabla periódica, empezó a programar a los 10 años y al poco tiempo empezó a construir sus propias computadoras.

Una de las particularidades de su compañía es que sus equipos son construidos con tecnología y componentes propios, lo que hace que no dependan de otras empresas. Esto ha permitido que sus productos sean únicos y de mayor calidad a los del resto del mercado.

Pero el éxito de su empresa no se dio de la noche a la mañana como suele suceder con otras historias empresariales, sino que para lograr el éxito trabajaron en secreto durante más de cinco años e hicieron público su trabajo hasta hace apenas dos años.

Después de recibir financiamiento por el orden de los 50 millones de dólares y de tener una planta de empleados de 400 colaboradores, hoy Luminar Technologies es una de las empresas que más se destaca de su sector y se encuentra trabajando con marcas tan destacadas como la japonesa Toyota y la sueca Volvo, esta última considerada como la fabricante de los carros más seguros del mundo.

Se espera que estas marcas pongan a rodar sus modelos completamente autónomos en los próximos dos años gracias a la tecnología desarrollada por Rusell.

Esta semana parece que todos sus esfuerzos y su trabajo abnegado dieron frutos. Según reveló The Wall Street Journal, la oferta pública de la compañía fue todo un éxito y el precio de las acciones subieron casi el 28 % en el primer día. Así las cosas, su compañía adquirió un valor en el mercado de casi 8 mil millones de dólares.

Según cálculos de la revista “Forbes”, Russell tiene una participación de un tercio de la compañía (105 millones de acciones), la cual cuesta 2.400 millones de dólares. Por esto, la publicación lo cataloga como el multimillonario más joven del mundo.

Según explicó el New York Post, para el largo plazo la compañía prevé ingresos por miles de millones de dólares anuales y se espera que en los próximos años logre cerrar acuerdos con las marcas más importantes de carros a nivel mundial. (Fuente: www.semana.com)

Comentarios