Siete aspectos positivos de estar sin pareja

martes, 16 de febrero de 2021 · 00:30

Muchas veces, la vida se empieza a pensar a través de una pareja, o en función de una pareja. Tener o no tener esa pareja puede ser, en ocasiones y para algunas personas, condicionante para su vida. Es por eso que muchas veces se centran en la "búsqueda" de una compañera o compañero para llegar a esa felicidad tan deseada.


Según la escritora británica Catherine Gray en su libro La alegría inesperada de estar soltera, "vivimos en una cultura que tiende a celebrar y a exaltar a las parejas y que encasilla a los solteros como seres atípicos, inadaptados o bichos raros incapaces de encontrar a nadie que los quiera. Pobrecitos solteros". 


Sin embargo, continúa: "pero entonces, si ser soltero es tan terrible, ¿por qué más de la mitad de la gente escoge este estado y no estar en pareja? La respuesta es sencilla. Estar soltero durante un largo período (o durante toda la vida) puede ser algo increíblemente empoderador, divertido y liberador", de acuerdo a lo que citan La Vanguardia y Business Insider.


En ese sentido, la experta considera que hay una serie de beneficios de quedarse soltero o soltera, que se contrastan con lo que, en ocasiones, sucede en las vidas de las personas con pareja.


Libertad

Según un estudio realizado en España, la libertad es el factor más importante para no tener pareja. Eso supone tener unos horarios propios, organizarte según tu criterio (o incluso rechazar cualquier tipo de organización) y tomar tus propias decisiones.


Estas pueden involucrar planes de última hora con los amigos, relaciones casuales, viajes mochileros en solitario o simplemente ver las series que quieras cuando te apetezca sin tener que esperar a la otra persona.


Más espacio

El espacio es otro de los aspectos de la vida que se modifica cuando la vida se da en pareja o en soledad. Tanto a nivel físico como a nivel emocional, el espacio es muy importante y cambia mucho cuando la vida se encara en pareja.


La salud de la soltería

Hay estudios que señalan que en ambas direcciones, pero varias investigaciones señalan que la soltería se lleva bien con la salud, el ejercicio y la lucha contra la subida de peso.


Un estudio sugiere que casarse, tener hijos y empezar a trabajar son factores asociados a un decrecimiento de la actividad física en mujeres jóvenes, tras realizar un seguimiento de cuatro años a más de 7.200 participantes.


Según otra investigación, realizado por expertos de la Universidad de Queensland (Australia) sobre más de 6.000 personas, las mujeres aumentan de peso en unos 7 kg de media tras 10 años de matrimonio o con pareja estable, informa el portal Fucsia.


Los caprichos y la comida que te gusten

La expresión "treat yourself", que podría traducirse como tratarte bien, o darte un capricho, es algo fundamental que sucede en la vida de quienes se mantienen solteros. A veces, es difícil encontrar tiempo para una misma o uno mismo cuando se está en pareja, algo que resulta más sencillo en soltería. 


Más tiempo propio

Dos de cada 10 solteros valoran tener más tiempo disponible al estar sin pareja, y lo consideran el segundo elemento más importante de la soltería, explica una encuesta de Meetic citada por Business Insider.


«Más vale solo que mal acompañado»

Tal como señala la escritora y periodista Holly Riordan en un artículo, "es mejor realizar planes propios y tener tiempo para quedarse con sus amigos o para concentrarse en la propia carrera profesional". En otras palabras, es importante "quererse a sí mismo/a que estar en una relación tóxica". 


Independencia, creatividad y desarrollo personal

Según explica el artículo de Business Insider, hay evidencias científicas de que las personas solteras tienden a poseer sentimientos más fuertes de autodeterminación y a tener más probabilidades de experimentar crecimiento y desarrollo psicológico que quienes están casados.


Así lo señaló Bella DePaulo, que es psicóloga de la Universidad de California en Santa Bárbara, en la Asociación Americana de Psicología de 2016, según recoge Muy Interesante.


La libertad, el tiempo para la propia persona y los momentos voluntarios de soledad son factores que pueden impulsar la creatividad, la intimidad y la espiritualidad. (Fuente: IProfesional)

Comentarios